La vida bajo el dominio del ISIS relatada en primera persona

Los residentes de la ciudad siria de Manbij, liberada hace apenas una semana, han relatado a los combatiente kurdos el penoso día a día que han tenido que soportar durante la ocupación del Estado Islámico en esta ciudad fronteriza del norte de Siria. Tres años después de la conquista por parte de los milicianos de negro, varios residentes se han atrevido a romper su silencio.

En declaraciones a la agencia ARA, varios ciudadanos de Manbij han acusado a los milicianos del ISIS de "reprimir al pueblo y tratarlos inhumanamente".
Testigos de la brutalidad del grupo terrorista, han relatado cómo los combatientes de negro privaban a la población de los derechos más básicos por negarse unirse a la yihad. "Así es como el ISIS fuerza a la gente a unirse a su supuesta yihad" señaló un testigo a la agencia kurda.

"Hemos sufrido el más profundo dominio del grupo aquí. Hemos visto la supresión más horrible" añadió. "El día de la liberación de Manbij sentimos que todos volvimos a nacer" concluyó.

"Esos extremistas acosaban sexualmente a las mujeres mientras trataban de imponer el comportamiento de los buenos musulmanes por las calles. Trataban de ocultar su verdadera y fea cara al público, pero su brutalidad era conocida por toda la ciudad" dijo Yoousef.

"El ISIS había establecido un centro de detención para mujeres. Sólo Dios sabe lo que han estado haciendo allí dentro. Nuestro sufrimiento bajo ISIS ha sido indescriptible " agregó.

Otro ciudadano de Manbij, Muhammad al-Abdullah, relató a la agencia: "Los terroristas del ISIS mostraban cómo decapitaban y sacrificaban a personas. Siempre estábamos aterrorizados, especialmente por la noche. No era capaz de dormir por lo que he visto. A veces los militantes del ISIS querían que la gente participase en las ejecuciones".

"No teníamos educación con el ISIS, todas las escuelas estaban cerradas. Todos los días había ejecuciones públicas y crucifixiones. Nos paraban por las calles para cuestionar la forma en la que vestíamos" añadió Abdullah.

"Estábamos sufriendo escasez de pan. El ISIS impedía a la gente conseguir alimentos y artículos de primera necesidad. Muchas personas tuvieron que desplazarse. El ISIS ha hecho sufrir" relató otro de los residentes entrevistados por la agencia ARA.

Por su parte, el activista pro derechos humanos de la ciudad de Manbij, Marea al-Ahmed, explicó: "Si te pones enfermo no te dejarían jamás visitar un hospital o un médico alegando que las personas que trabajan allí son apóstatas".

"Los terroristas del ISIS obligaban a la gente a comer basura. Eran utilizados como escudos humanos. Los agrupaban para evitar los ataques aéreos. Cuando uno regresaba a casa comprobaba que la habían llenado de minas. Incluso han colocado explosivos en las mezquitas. Ayer fueron algunas personas a limpiar la mezquita de Manbij pero los terroristas habían colocado explosivos en el interior de los libros del Corán. ¿Esto es el Islam?" se preguntó Ahmed.

"Con el ISIS, apenas había pan y era muy caro. Sin embargo, fumar estaba castigado sin piedad y estabas obligado a seguir un curso de la Sharia. Por otra parte, cualquier mujer sorprendida violando el código de vestimenta era brutalmente castigada. Tenemos documentados muchos de estos casos" concluyó.

DT
 

Atención!

Para comentar debes iniciar sesión. Si no es un usuario registrado regístrese ahora.

Iniciar sesión Regístrate