Bashar al Asad Erdogan ser miembro del isis japón en el ártico genocidio yazidí arda turan

Gülen: "Exijo una comisión internacional para que se investigue el intento de golpe en Turquía"

En la noche del 15 de julio, como resultado del intento de golpe militar, Turquía ha pasado por la tragedia más catastrófica de su historia reciente. Los acontecimientos de esa noche podrían ser llamados como un serio golpe de terror.
El pueblo turco, desde todos los ámbitos sociales, pensaba que la era de golpes militares había terminado, y mostró su rechazo  al golpe poniéndose de lado de la democracia. Mientras el intento de golpe se encontraba en proceso yo lo condené contundentemente.
 
Veinte minutos después del intento de golpe de Estado y antes de que se conocieran los actores reales, el presidente Erdogan me culpó apresuradamente. Es preocupante que se produzca una acusación sin esperar a  los detalles del caso y sin que los motivos de los autores estén del todo claros. Como alguien que ha sufrido cuatro golpes en los últimos 50 años, es especialmente insultante que te asocien con un golpe de Estado. Rechazo categóricamente tales acusaciones.
 
He estado viviendo una vida solitaria en el autoexilio en un pequeño pueblo en los EE.UU. durante los últimos 17 años. La afirmación de que convencí al octavo Ejército más grande del mundo desde 6000 millas de distancia en contra de su propio gobierno es una calumnia increíble y no ha encontrado resonancia en la opinión pública mundial.

Si hay algunos oficiales entre los golpistas que se consideren como  simpatizantes del movimiento Hizmet, en mi opinión, al participar en un evento donde sus propios ciudadanos perdieron la vida, traicionaron  la unidad de su país. También han violado los valores que he apreciado durante toda mi vida y han causado que cientos de miles de personas inocentes sufran bajo tratos opresivos.

Si aquellos que actuaron bajo la influencia de una cultura intervencionista que afecta a una parte de los militares y han puesto estos reflejos intervencionistas antes que los valores de Hizmet, lo que no creo probable, todo un movimiento no puede ser culpado por sus malas acciones. Lo dejo al juicio de Dios.
 
Nadie está por encima del Estado de Derecho, incluido yo. Quisiera que aquellos que son responsables de este intento de golpe, independientemente de sus identidades, reciban el castigo que se merecen después de un juicio justo. El sistema de justicia turco ha sido puesto bajo el control político del gobierno desde el año 2014, por lo tanto, la posibilidad de un juicio justo es muy pequeña. Por esta razón, he defendido varias veces la necesidad del establecimiento de una comisión internacional y expresé mi compromiso de cumplir con las conclusiones de dicha comisión.
 
Los participantes del movimiento Hizmet nunca han estado involucrados en un solo incidente violento a lo largo de sus 50 años de historia. Ni siquiera han salido a las calles, ni se enfrentaron a las fuerzas de seguridad a pesar de que han estado sufriendo una "caza de brujas", tal y como Erdogan  afirmó claramente en los últimos tres años…

A pesar de estar sometidos a una campaña de desprestigio y opresión por parte del estado, durante los últimos tres años de aplicación de la ley del estado y el poder judicial, los miembros del movimiento Hizmet han cumplido con la ley, opuestos a la injusticia a través de medios legítimos y solo defendiendo sus derechos dentro del marco legal.

Las agencias de Turquía se han movilizado en los últimos tres años para investigar y revelar un supuesto "estado paralelo" que afirman que yo dirijo.

La administración califica a la investigación por corrupción pública producida en el año 2013 como un intento organizado por simpatizantes de Hizmet  dentro de la burocracia para derribar al gobierno. A pesar de la detención de 4.000 personas, purgando decenas de miles de empleados del gobierno, y tomando ilegalmente a cientos de organizaciones no gubernamentales y empresas privadas, no fueron capaces de encontrar una sola  evidencia creíble para demostrar sus afirmaciones.
 
El primer ministro turco calificó la oportunidad de reunirse conmigo como “un regalo del cielo” en mayo del 2013, aunque después de la investigación por corrupción que surgió en diciembre del 2013, el primer ministro de Turquía en ese  momento comenzó a usar odio en el lenguaje, como por ejemplo "asesinos" y "vampiros chupadores de sangre", para referirse a los participantes del movimiento.

Después del traidor intento de golpe del 15 de julio, estos ataques se han vuelto insoportables. Funcionarios públicos turcos comenzaron a referirse a mí y a las personas que simpatizan con mis puntos de vista como "virus" y "células de cáncer que necesitan ser exterminadas". Cientos de miles de personas, que han apoyado a las instituciones y organizaciones afiliadas con el movimiento de una forma u otra están siendo deshumanizadas.

Sus propiedades privadas son confiscadas,  sus cuentas bancarias saqueadas y sus pasaportes cancelados, restringiendo así su libertad movimiento. Cientos de miles de familias están viviendo una tragedia humanitaria por esta caza de brujas. Los medios de comunicación informaron que cerca de 90.000 personas han sido purgadas de sus puestos de trabajo y las licencias de enseñanza de 21.000 maestros han sido revocadas.

¿Está el Gobierno turco obligando a estas familias a morir de hambre al impedirles hacer su trabajo y  prohibirles salir del país? ¿Cuáles son los tratamientos y las prácticas pre-genocidas de la historia europea? He sido testigo de cada golpe de Estado solo en Turquía y he sufrido en cada uno al igual que muchos otros ciudadanos turcos. Fui encarcelado por el orden de la junta después del 12 de marzo, durante el golpe de 1971. Después del golpe del 12 de septiembre de 1980, dieron una orden de detención contra mí y viví como fugitivo durante 6 años.

Justo después del golpe de Estado post-moderno del 28 de febrero de 1997, una demanda  contra  mi pedía la pena de muerte acusado de ser "una organización terrorista armada que consta de una sola persona".

Durante todas estas administraciones dominadas por militares opresivos, se abrieron tres casos contra mí bajo la acusación de ser  "líder de una organización terrorista" y en cada caso  fui despojado de esos cargos. Yo estaba en la mira de las autoridades militares autoritarias en aquel entonces, y ahora estoy frente a las mismas acusaciones de manera más ilegal aún por parte de un régimen autocrático civil.
 
Yo he tenido relaciones amistosas con líderes de varias afiliaciones políticas, como el Sr. Turgut Özal, el Sr. Suleyman Demirel, y el Sr. Bulent Ecevit y sinceramente he apoyado sus políticas que he encontrado beneficiosas.  Ellos me trataron con respeto, especialmente por las actividades de Hizmet que contribuyen a la paz y la educación social.
 
 A pesar de que he mantenido distancia con la idea de Islam político, alabé las reformas demócratocas emprendidas por el Sr. Erdogan y los líderes del AKP  durante su primer término en el mandato. Pero a lo largo de mi vida me he levantado contra los golpes militares y la intervención en la política interna. Cuando declaré hace veinte años que; "No hay vuelta atrás en la democracia y la laicidad del Estado", fui acusado e insultado por los mismos políticos islamistas cercanos a la administración actual. Todavía me reafirmo en mis palabras. Más de setenta libros que se basan en mis artículos y sermones de cuarenta años están disponibles al público. No sólo no hay una sola expresión que legitima la idea de un golpe de Estado en estas obras, sino, por el contrario, se discuten los valores humanos universales que son la base de una democracia.
 
La emancipación de Turquía desde el círculo vicioso del autoritarismo es posible sólo a través de la interiorización de una cultura democrática, y una administración basada en el mérito. Ni un golpe militar ni la  autocracia civil es una solución.
 
Por desgracia, en un país donde los medios de comunicación independientes se cierran o se toman bajo la custodia del gobierno, hicieron que una parte importante de los ciudadanos turcos  crean en  la propaganda continua de que soy el actor detrás del golpe del 15 de julio del presente año. Sin embargo, la opinión pública mundial, que está conformada por información objetiva, ve claramente que lo que está sucediendo es una toma de poder por la administración tras la excusa de una caza de brujas.

Por supuesto, lo que importa no es la opinión de la mayoría, sino las verdades que surjan a través de un proceso de juicio justo. Decenas de miles de personas, incluido yo mismo, que han sido objeto de una acusación tan grave, les gustaría limpiar nuestros nombre a través de un proceso judicial justo. No queremos vivir con esta sospecha que existe hacia nosotros. Por desgracia, ejerciendo el control político del gobierno sobre el poder judicial desde el 2014, se extinguió  la oportunidad para que los simpatizantes  de Hizmet puedan limpiar sus nombres de estas acusaciones.

Llamo abiertamente al Gobierno turco para que permita una comisión internacional para investigar este intento de golpe, y prometo la plena cooperación en esta materia. Si se encuentran con una décima parte de las acusaciones en mi contra, y que  sean justificadas, estoy listo para volver a Turquía y recibir el castigo más duro.
 
Los participantes de este movimiento han sido supervisados por cientos de gobiernos, agencias de inteligencia, investigadores u organizaciones independientes de la sociedad civil durante 25 años y nunca se han encontrado que participen en actividades ilegales. Por esta razón, muchos países no toman las acusaciones del Gobierno turco en serio.
 La característica más importante del movimiento Hizmet no es buscar el poder político, sino buscar soluciones para los problemas que amenazan el futuro de las sociedades y que requieren un esfuerzo a largo plazo. En un momento en que en las sociedades de mayoría musulmana encuentran noticias  de terror, sangre derramada, y subdesarrollo, los participantes de Hizmet se han centrado en el aumento de las generaciones educadas que estén abiertas al diálogo y  contribuir así activamente en su sociedad.

Desde siempre he creído que los mayores problemas que enfrentan estas sociedades son la ignorancia, la intolerancia que conduce a conflictos y a la pobreza, y siempre animo a la gente a abrir escuelas en vez de mezquitas o centros de clases de Corán.

Los  miembros de Hizmet  están activos en las áreas de educación, atención médica y ayuda humanitaria no sólo en Turquía sino también en más de 160 países de todo el mundo. La característica más importante de estas actividades es que sirven a personas de todas las religiones y orígenes étnicos, no solo los musulmanes.
Los integrantes del movimiento abrieron escuelas para niñas en las zonas más difíciles de Pakistán y siguieron proporcionando educación en la República Centroafricana durante la guerra civil. Mientras que Boko Haram tomaba a niñas como rehenes en Nigeria, los participantes de Hizmet abrían escuelas para educar a las niñas. En Francia y en el mundo francófono, animé a personas que comparten las mismas ideas conmigo a luchar contra los grupos que adoptan pensamientos radicales islámicos y apoyar a las autoridades en esta lucha. En estos países, luché para ayudar a los musulmanes a ser reconocidos como miembros activos y libres de la sociedad, y a formar parte de la solución y no a asociarse con problemas.
 
A pesar de las amenazas que reciben, categóricamente han condenado  a los grupos terroristas como Al Qaeda e ISIS que manchan la cara brillante del Islam en numerosas ocasiones. Sin embargo, el gobierno de Turquía está tratando de establecer que los gobiernos de todo el mundo estén en contra de las escuelas abiertas por las personas que no formaron parte del intento de golpe del 15 de julio y  que siempre han rechazado la violencia categóricamente. Mi llamado a los gobiernos del mundo es a no tomar en serio sus reivindicaciones y a rechazar sus demandas irracionales.

De hecho, la decisión política del Gobierno turco con respecto al movimiento Hizmet, declarado como una organización terrorista, dio como resultado el cierre de instituciones tales como escuelas, hospitales y organizaciones de ayuda. Los que han sido encarcelados son maestros, empresarios, médicos, académicos y periodistas. El gobierno no ha producido ninguna evidencia en contra de los cientos de miles de señalados en su caza de brujas para demostrar que apoyaron el golpe o que estén asociados con cualquier tipo de violencia.
 
No es posible justificar acciones como la quema de un centro cultural en París, detener a  familiares de individuos buscados como rehenes, negar a los periodistas el acceso a  médicos durante su detención, el cierre de 35 hospitales y la organización de ayuda humanitaria Kimse Yok Mu, o forzar a 1500 académicos a renunciar como parte de una investigación posterior al golpe.
 
Parece ser que, mediante las purgas recientes,  que sólo están orientadas a  participantes de Hizmet,  el Gobierno turco busca en realidad la eliminación de cualquier persona de la burocracia que no sea partidarias del partido gobernante y también intimidar a las organizaciones de la sociedad civil. Es terrible ver las violaciones de los derechos humanos, como la tortura, detallada en los informes de Amnistía Internacional. Esta es una tragedia humanitaria.
 
El hecho de que el  intento de golpe del 15 de julio, que es una intervención antidemocrática contra un gobierno elegido, haya sido frustrado con el apoyo de la opinión pública turca, es de una importancia histórica. Sin embargo, la prevención del golpe no garantiza una victoria para la democracia. Ni la dominación de un grupo minoritario ni la dominación de la mayoría y la minoría opresora, ni el estado de un autócrata electo es una verdadera democracia. No puede haber una mención de la democracia sin la defensa del estado de derecho, la separación de poderes,  la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales, especialmente la libertad de expresión. La verdadera victoria para la democracia turca sólo es posible mediante la reactivación de estos valores fundamentales.

Fethullah Gülen

Atención!

Para comentar debes iniciar sesión. Si no es un usuario registrado regístrese ahora.

Iniciar sesión Regístrate