Deportes

Acto de apoyo a Wallace precede a carrera de Nascar

Ryan Blaney consiguió su segundo triunfo consecutivo en el Talladega Superspeedway

Associated Press

Associated Press

miércoles, 24 junio 2020 | 06:00

Talladega, Alabama– Ryan Blaney se aferró al liderato después del reinicio a dos vueltas de final para quedarse con su segundo triunfo consecutivo en el Talladega Superspeedway el lunes, un día que comenzó con un emotivo despliegue de apoyo de los pilotos de Nascar a Bubba Wallace.

Blaney superó a Ricky Stenhouse Jr. en la meta para su cuarta victoria y la primera desde Talladega en octubre, aunque en esta ocasión ante unas tribunas prácticamente vacías. La carrera quedó marcada por el respaldo a Wallace, aunque se desató el caos detrás de Blaney, quien empujó contra el muro al auto de Erik Jones en su camino hacia la meta.

En un extraordinario acto de solidaridad con el único piloto de raza negra de la Nascar, decenas de pilotos empujaron el auto perteneciente a Bubba Wallace al frente de la largada de la carrera, al mismo tiempo que agentes del FBI investigaban quién colocó un nudo de horca en su garaje el fin de semana.

Wallace quedó visiblemente emocionado al finalizar en la posición 14, luego de estar por momentos entre los cinco primeros, estrechando las manos de un grupo de aficionados, la mayoría de ellos afroestadounidenses.

“Ha sido algo agitado, cargar todo este peso”, dijo Wallace.

La serie de stocks quedó conmocionada e indignada por el acto de racismo, acaecido apenas dos semanas después que prohibió el despliegue de la bandera confederada en sus instalaciones, a instancias de Wallace. Nascar prometió expulsar de por vida a la persona responsable, pero la investigación se encontraba en una fase inicial.

Wallace, de 26 años, fue rodeado por los otros 39 pilotos que compiten en la Cup Serie, la máxima categoría del serial, poco antes de la largada. Los mecánicos de los equipos se unieron para marcha por la pista, empujando el número 43 al frente. Wallace salió de su auto y se puso a llorar.

Fue un momento conmovedor en apoyo a Wallace en un autódromo que se encuentra en el sur de Estados Unidos, y en donde la bandera confederada ha flameado por décadas y se le pudo ver afuera del circuito durante el fin de semana por aficionados que se oponen al veto de Nascar. (Associated Press)