Deportes

En el limbo

Serie de Azulejos en Filadelfia es cancelada por coronavirus

Associated Press

Associated Press

viernes, 31 julio 2020 | 06:00

Nueva York.- Las Grandes Ligas pospusieron la serie prevista para el fin de semana, entre Toronto y Filadelfia, ante los temores por el coronavirus, luego que dos empleados de los Filis dieron positivo.

“El beisbol de las Grandes Ligas se coordinará con expertos de salud y con la Asociación de Jugadores en la planificación de la forma en que los Filis reanudarán su actividad, y anunciará más actualizaciones en el calendario de ser necesario”, indicó la oficina mediante un comunicado difundido ayer.

Charlie Montoyo, manager de los Azulejos, había revelado en la jornada la cancelación de la serie, al asevera que su club no viajaría a Filadelfia, donde debían realizarse los encuentros.

“Nuestro plan ahora mismo es quedarnos quietos aquí y que MLB resuelva lo que tenga que resolver”, dijo Montoyo previo al último de cuatro juegos del equipo en Washington. “No vamos a Filadelfia. Esos juegos han sido pospuestos”.

Se trata del más reciente ajuste de calendario en el intento de las Grandes Ligas por realizar una temporada de 60 juegos en medio de una pandemia que se sigue expandiendo en varias zonas de Estados Unidos.

A primera hora del jueves, trascendió que otro jugador de los Marlins de Miami –que jugaron recientemente en Filadelfia– dio positivo por el coronavirus, con lo que el total de casos por el brote en el equipo ascendió a 17 peloteros, según informó una persona con conocimiento de la situación.

Los Filis, en tanto, informaron que no se han registrado resultados positivos en de sus jugadores tras las pruebas realizadas el miércoles. Pero dos empleados del equipo sí arrojaron positivo.

Uno de los empleados forma parte del grupo de coaches y el otro trabaja en los camerinos del estadio. Toda la actividad ayer en el Citizens Bank Park fue cancelada hasta segundo aviso.

Los Azulejos están fuera de casa debido a que el gobierno de Canadá no les autorizó utilizar su estadio esta temporada por los riesgos que acarrean los constantes viajes desde Estados Unidos. Eventualmente, los Azulejos tendrán su localía en un estadio de Ligas Menores en Buffalo, pero aún no está listo. Fue así que el equipo de Montoyo disputó su ‘juego inaugural en casa’ en Washington el miércoles.

Los Azulejos iban a seguir con una serie de tres juegos en el feudo de los Filis el viernes. Inicialmente, MLB reprogramó el duelo del viernes como parte de una doble cartelera el sábado, para cerrar la serie el domingo. Ahora, los tres juegos quedaron cancelados, y Toronto está en el limbo.

“Vamos a hablar con los Nacionales, para ver si nos dejan entrenar aquí”, dijo Montoyo. “Si dicen que sí, nos quedamos y entrenaremos hasta que MLB nos comunique hacia dónde ir”.

Jordan Romano, relevista de los Azulejos, negó que la larga pausa sea un problema.

“La considero un desafío menor”, dijo. “Pienso que todavía podemos practicar. Ojalá. Los lanzadores practicarán en el bullpen. Pienso que estaremos listos para seguir incluso después de esta pausa de cuatro juegos, si es que eso es lo que se va a hacer”.

Los Marlins guardan cuarentena en Filadelfia, donde el brote fue descubierto durante una serie el fin de semana contra los Filis. Otros dos integrantes de su personal dieron positivo.

La persona habló el jueves con The Associated Press sobre los Marlins con la condición de no ser identificada debido a que los resultados no han sido difundidos.

MLB ordenó la suspensión de la temporada de Miami hasta el domingo, y todo indica que el calendario de la semana siguiente también será modificado.

Los Marlins debían recibir a Filadelfia el martes, miércoles y jueves, pero el gerente general de los Filis Matt Klentak y el mánager de los Yanquis Aaron Boone dijeron el miércoles que MLB gestiona que Filadelfia juegue contra Nueva York, generando incertidumbre sobre cuándo Miami retomará la actividad.

David Stearns, gerente general de los Cerveceros de Milwaukee, consideró crucial que las mayores entiendan qué ocurre en Miami.

“El volumen de casos positivos que hemos visto en un equipo es alarmante ahora”, recalcó. “Y pienso que todos opinan eso. Tenemos una serie muy robusta de protocolos implementados con la razón explícita de impedir que ocurra algo así”.