Deportes

Orgulloso Dimel de su equipo pese a derrota

Los Mineros cayeron en su visita a LA Tech el pasado sábado, con marcador de 21-17

Cortesía

Eduardo Morán / El Diario

lunes, 12 octubre 2020 | 06:00

Los Mineros de UTEP sumaron su segunda derrota de la temporada el sábado por la noche al caer ante los Bulldogs de LA Tech, 21-17, sin embargo, el entrenador en jefe de los Mineros dijo sentirse orgulloso de sus jugadores por el esfuerzo demostrado sobre el emparrillado.

“Estoy orgulloso de nuestro equipo de futbol americano. No hay duda que nosotros fuimos el equipo con más talento esta noche”, declaró Dimel en conferencia de prensa virtual.

En este partido destacó el trabajo de la defensiva de UTEP que limitó al ataque de los Bulldogs a 210 yardas totales, mientras que los Mineros sumaron 266 a la ofensiva.

“Es una pena que estos chicos hayan tenido que salir del campo con una derrota. Fue un desempeño dominante de nuestra defensa. La defensa hizo lo suficiente para ganar”, agregó Dimel.

El ala defensiva de Mineros, Praise Amaewhule, fue una pesadilla para los Bulldogs y terminó con tres y media capturas de mariscal de campo, además de defender cuatro intentos de pase.

“Realmente orgulloso de la forma en que jugó. Fue disruptivo de muchas maneras diferentes. Ha elevado su juego a una fuerza dominante en la conferencia”, dijo Dimel en relación a Amaewhule.

Además de la labor de Amaewhule, destacaron también a la defensiva el tacle Keenan Stewart con 12 tacleadas y el linebacker Stephen Forester con 10.

Contrario a lo que registraron en los primeros cuatro partidos de la temporada, en este juego los Mineros cometieron muchos castigos, 12 para 128 yardas, algunos en momentos clave que no les permitieron tener en balón en su control. LA Tech terminó el juego con apenas ocho castigos.

“Perdimos el ritmo con todos los castigos. Eso te saca de todas las cosas que quieres hacer ofensivamente”.

Dimel, en su tercer año con los Mineros, considera que en este momento se han colocado en lo más alto de la liga, en un lugar en el que pueden jugar contra cualquiera, pero ahora tienen que ganar esos juegos.

“No ganamos este y todo es culpa nuestra. No es culpa de nadie más que nuestra. Tenemos que hacer todas las cosas que necesitamos hacer para ser mejores. Esa oportunidad está ahí si corregimos los errores”.