Deportes

Partidos de septiembre serán vitales para el cociente

Los partidos del FC Juárez contra Toluca, Puebla, Tijuana y Atlas tendrán doble valor para la tabla porcentual

Marco Tapia / El Diario

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario

miércoles, 02 septiembre 2020 | 06:00

El equipo Bravos de Juárez sostendrá cinco partidos durante el mes de septiembre, tres en calidad de local y dos de visitante, pero cuatro de ellos tendrán un valor doble en tema del cociente.

Si bien en el papel los duelos en contra de Toluca, Puebla, Tijuana y Atlas no lucen atractivos, el valor agregado que tienen por el doble valor en la porcentual resulta de suma importancia para el club fronterizo.

En el actual torneo son un total de 33 partidos con un valor doble en tema del cociente debido a la finalización anticipada del Clausura 2020, ya que quedaron siete jornadas sin disputarse.

Tal y como se estableció en la asamblea extraordinaria de la Liga MX para el llamado Guard1anes 2020 y para el Clausura 2021 se tendrán duelos con doble valor en el cociente, pero únicamente se tomarán en cuenta los resultados en los partidos que están pendientes y que cumplan con las mismas condiciones (localía y rival), que se tenían en el Clausura 2020.

La Liga informó que por única ocasión para el cálculo del cociente y con la intención de completar los partidos faltantes del Clausura 2020, en los encuentros que se den bajo estas características se disputarán seis unidades, pero únicamente para el porcentaje, no para clasificación.

En el caso específico de los Bravos de Juárez son cinco los juegos que tendrán ese valor de acuerdo con el calendario del torneo Guard1anes 2020; los dos restantes partidos se darán en el Clausura 2021.

De esta manera el equipo fronterizo buscará los seis puntos porcentuales ante Diablos Rojos de Toluca, en la jornada nueve; Puebla, en la fecha 10; Xolos de Tijuana, en la jornada 11; Rojinegros del Atlas, en la fecha 12 y ante Tuzos de Pachuca, en la jornada 13 (viernes 2 de octubre).

Para este torneo no se tomaron en cuenta los juegos en contra de Cruz Azul y Querétaro, ya que no cumplen con la condición de que el partido se lleve a cabo en la cancha que se tenía programada en el Clausura 2020.

En la Liga MX no habrá descenso por los próximos cinco años, pero los tres últimos lugares de la tabla porcentual deben pagar una cantidad de dinero a modo de castigo.