Deportes

Quiere revancha

El chihuahuense Alex Saucedo podría buscar enfrentarse de nuevo a Maurice Hooker, quien le propinó la única derrota de su carrera

Mikey Williams / Top Rank Boxing

El Diario

jueves, 30 julio 2020 | 06:00

Con sed de revancha, el boxeador chihuahuense Alex ‘Cholo’ Saucedo buscará volver enfrentar al estadounidense Maurice Hooker, actual campeón de la WBO en la división de peso superligero y quien le propinó al originario de Meoqui su primera derrota en el terreno profesional.

“Realmente quiero esa revancha con Hooker, aunque es posible que él suba a welter, aún no sé”, dijo Saucedo al medio Ringnews. “Tengo mis planes para las 140 libras (superligero), pero podría darse una revancha si él se queda en esta división o si yo decido subir a las 147 libras (welter)”, agregó el ‘Cholo’, quien posee un récord de 30 victorias y una derrota, ante Hooker.

“He hecho mucho trabajo en el gimnasio y siento que puedo pelear como un campeón, quiero mostrarle a la gente lo que Alex Saucedo puede hacer”, agregó Alex, quien vive en Oklahoma City desde hace más de una década. “En este momento pelearé con el que sea, y eso incluye a los campeones mundiales”.

Fue el 16 de noviembre de 2018 cuando Hooker venció por nocaut técnico al chihuahuense en el séptimo round, derrota que aparentemente marcó a Saucedo, pues tuvo que replantearse el futuro de su carrera y tardó casi un año para regresar al ring. Incluso Saucedo decidió cambiar de entrenador y de enfoque.

“Necesitaba un cambio de equipo. Respeto mucho a Abel (Sánchez), pero necesitaba más que alguien diciéndome 've y lanza muchos golpes'”, dijo Saucedo, quien venció a Sonny Fredrickson hace un mes, en Las Vegas, por decisión unánime.

El pasado 30 de junio el pugilista chihuahuense derrotó a Sonny Fredickson por decisión unánime en una función realizada en Las Vegas, Nevada; ese fue el último combate que sostuvo el boxeador de 26 años.

“Tuve que perder peso con respecto a otros campamentos previos. Aprendí de eso y para la pelea (ante Fredrickson) tuve un campamento de nueve semanas, donde repartí tiempo entre el sur de California y Oklahoma City, hice 130 rounds de sparring”.

En su pelea ante Fredrickson, Saucedo se vio más cauto, con mucho más movimiento de cintura, y desde el cambio de entrenador (Pedro Neme), ha dejado de recibir tantos golpes como antes, pues era común que la defensa no fuera su prioridad.