Deportes

Verónica Arroyos, al Salón de la Fama

Encabeza Generación 2020 en categoría deportistas

Archivo / El Diario

Eduardo Morán / El Diario

viernes, 11 septiembre 2020 | 06:00

Verónica Arroyos, Marco Antonio Solís y Federico Álvarez en la categoría de deportistas, así como Alberto Morín Méndez y Rafael Fitzmaurice en la de árbitro y promotor, fueron elegidos ayer como los integrantes de la Generación 2020 del Salón de la Fama del Deportista Chihuahuense.

La exbasquetbolista Verónica Arroyos recibió la mayor cantidad de votos, con 20, Marco Antonio Solís de softbol recibió 13 y Federico Álvarez de Racquetbol sumó 13.

Alberto Morín tuvo el mayor número de votos en la categoría de árbitros y entrenadores con 12, mientras que Rafael Fitzmaurice, que varios años antes ya había estado nominado, fue elegido directamente por Arturo Cruz, presidente del Salón de la Fama, debido a que los estatutos de esta organización así se lo permiten.

“Una de las facultades que tiene el Salón de la Fama dentro de esta elección es, como en otras ocasiones lo hemos llevado a cabo, hacemos una designación en base a toda la trayectoria deportiva que tienen y consideramos que el licenciado Rafael Fitzmaurice… pues realmente el Salón de la Fama estaba en deuda con él porque realmente ha sido un promotor muy grande para Ciudad Juárez, en todos los ámbitos, tanto amateur como profesionalmente”, explicó Cruz.

Originaria de Nuevo Casas Grandes, Verónica Arroyos fue convocada a la selección mexicana por primera vez cuando tenía 15 años de edad, equipo con el que conquista el tercer lugar en la Copa Cuba de La Habana y el quinto en el Panamericano de Sao Paulo, Brasil.

Arroyos cuenta con numerosos éxitos nacionales e internacionales, entre los que destacan los que consiguió con las Inditas de la UACJ, como los 103 puntos que anotó en 1993 en el Prenacional previo al Nacional estudiantil que ganaron en Puebla, donde fue la jugadora más valiosa. En 1995 le anotó 40 puntos al equipo de Estados Unidos en la Universiada Mundial de Fukuoka, Japón.

Con las Adelitas de Chihuahua, Arroyos colaboró para que fueran cuatro veces campeonas nacionales, del 2006 al 2009, con varios reconocimientos en lo individual.

Federico Álvarez inició su carrera deportiva en 1975 en el Club Campestre de Ciudad Juárez. Tres años después fue primer lugar en la categoría de Novatos YMCA en El Paso. En 1982 conquistó el campeonato nacional en la modalidad de sencillos y segundo lugar en dobles en Tijuana.

Cuatro años más tarde, y en su propia tierra, fue campeón nacional de dobles, y en 1987 vuelve a ser campeón nacional en sencillos, y tercero en dobles, en el evento celebrado una vez más en la ciudad de Tijuana.

Marco Antonio ‘Chueco’ Solís, destacó en el softbol desde los 17 años. En 1985 fue seleccionado para el Estatal de Primera Fuerza donde terminó como el cuarto mejor bateador. Posteriormente vio acción en 18 campeonatos estatal entre 1985 y 2003.

Alberto Morín empezó como árbitro de futbol en 1995 en el sector aficionado y cuatro años más tarde brinca al profesional en la Tercera División. Es en el 2004 cuando se da su ingreso a la Primera División y en el 2008 recibe el gafete de FIFA. Ha participado en ocho clásicos América-Chivas, 18 finales de la Liga MX y en total en 430 juegos del máximo circuito del balompié mexicano.

Salón de la Fama del Deportista Juarense

Generación 2020

Deportistas

Nombre          Disciplina       Votos

Verónica Arroyos      Basquetbol     20

Marco Antonio Solís Softbol            13

Federico Álvarez        Racquetbol     12

Entrenadores y promotores

Alberto Morín Méndez         Árbitro           12

Rafael Fitzmaurice     Promotor        Elegido directamente