Economía

Agotan desempleados en EU ahorros por ayuda

Trabajadores que recibieron el beneficio, redujeron el gasto moderadamente en agosto

Internet

Staff
Agencia Reforma

sábado, 17 octubre 2020 | 06:00

Ciudad de México— El alivio de emergencia por pandemia duplicó los ahorros de los estadounidenses desempleados durante la primavera y el verano, pero la mayor parte de ese colchón se agotó a fines de agosto, reveló The Wall Street Journal de acuerdo con una nueva investigación.

En el estudio publicado ayer viernes, economistas de la Universidad de Chicago y el Instituto JPMorgan Chase analizaron cómo las medidas de alivio económico promulgadas este año, que incluyen 600 dólares adicionales a la semana en beneficios por desempleo y pagos únicos de mil 200 a la mayoría de los hogares, afectaron los ahorros y gasto de los trabajadores desempleados.

Descubrieron que los trabajadores que habían recibido beneficios redujeron el gasto moderadamente en agosto, después de que los pagos de beneficios adicionales de 600 dólares vencieron el 31 de julio. En el primer mes sin los pagos adicionales, también gastaron alrededor de dos tercios de los ahorros acumulados durante los cuatro meses anteriores.

Los investigadores no conocían las identidades de los titulares de las cuentas, destacó el Journal.

El estudio se basó en datos de aproximadamente 80 mil familias con tarjetas de crédito de Chase y cuentas bancarias que recibieron beneficios por desempleo hasta agosto.

El diario dijo que los hallazgos pueden ayudar a explicar por qué el gasto general de los hogares en agosto fue más fuerte de lo que esperaban los economistas, a pesar de una caída en los ingresos después de que se redujeron los controles de desempleo.

También señalan una vulnerabilidad para la economía de Estados Unidos en los próximos meses: con los ahorros disminuyendo y sin más alivio económico a la vista, casi 11 millones de trabajadores desempleados pueden reducir aún más el gasto o retrasarse en los pagos de deudas o alquileres.

“A partir de los datos, parece que esto es una especie de caída en progreso”, dijo Fiona Greig, directora de investigación de consumidores del Instituto JPMorgan Chase, sobre la disminución del gasto.

La ley Cares Act de 2.2 billones de dólares aprobada por el Congreso en marzo amplió los beneficios por desempleo para incluir a trabajadores autónomos y contratados, extendió su duración y aumentó la cantidad en 600 dólares por semana.

Las familias de los beneficiarios aumentaron sus gastos en un 22 por ciento en abril con respecto al año anterior, a más de lo que gastaban antes de la pandemia, según los investigadores, que atribuyeron el aumento en gran parte a los pagos de 600 dólares. Eso sugiere que los beneficios no sólo previnieron las dificultades para millones de familias, sino que también dieron un impulso a la economía en general, dijo Greig.

Cuando expiraron los pagos de 600 dólares, esas familias recortaron el gasto en un 14 por ciento en agosto, de regreso al nivel promedio en enero y febrero, indicó el diario.

De abril a julio, los saldos de las cuentas corrientes de fin de mes de los trabajadores desempleados casi se duplicaron, de una mediana de mil 920 a 3 mil 770 dólares.

En agosto, el primer mes después de que expiraron los pagos de 600 dólares, el saldo medio disminuyó un 33 por ciento, a 2 mil 540 dólares, en comparación con una disminución del 16 por ciento para los trabajadores con empleo.

Dicho de otra manera, las familias de los trabajadores desempleados agotaron alrededor de dos tercios de los ahorros adicionales acumulados durante los cuatro meses anteriores.

Greig dijo que la disminución en el gasto de los hogares continúa, aunque los investigadores aún no tienen datos completos para septiembre.