Economía

Anticipan golpe a consumidores

Si Gobierno logra absorber a la Cofece y al IFT, la más afectada sería la sociedad

Agencia Reforma

Ailyn Ríos Martínez
Agencia Reforma

sábado, 09 enero 2021 | 06:00

Ciudad de México— Desaparecer la autonomía que aún poseen los órganos reguladores como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) podría afectar a los consumidores, alertan especialistas.

“Si permitimos regresar al modelo de hace 30 años a dónde eran las Secretarías de Estado las que administraban la Ley Competencia y de Telecomunicaciones, pues vamos a permitir que las empresas en lugar de estar tratando de ganarse el favor de los consumidores, regresen a querer ganarse el favor de los políticos.

No estoy diciendo que necesariamente sea corrupción o dinero, sino quedar bien con ellos, es hacer lo que ellos quieren para que no se vean afectados en sus intereses económicos y que no necesariamente coinciden con los intereses de los consumidores”, dijo Miguel Flores Bernés, excomisionado de la Comisión Federal de Competencia (CFC).

Flores Bernés testificó que cuando fue comisionado y entonces los reguladores no tenían autonomía, recibió llamadas de políticos que le indicaban cómo votar y, aunque nunca cedió, recibió amenazas.

El miércoles, el presidente informó que alista una reforma administrativa para que Secretarías absorban a órganos autónomos.

Para Eduardo Pérez Motta, quien fuera presidente de la CFC, el objetivo de su independencia es que estos organismos sean técnicos y que la única lealtad que tengan los comisionados sea con la Ley de Competencia y a la mejor aplicación del mandato de la Ley.

“Lo que quieres es separarlos de decisiones políticas”, dijo.

Para Víctor Pavón-Villamayor, especialista en temas de competencia, el argumento de los ahorros debe pasar a segundo plano, ya que podría resultar en un enfoque incorrecto por los impactos negativos a largo plazo en los mercados.

“Eso del ahorro es una falsedad, no es cierto, no van a poder despedir a toda esta gente. De todas maneras vas a tener que considerar mayor gasto para estos”, comentó Flores Bernés.

Añadió que la reforma podría ser un intento para que, al controlarlos, el Gobierno pueda presionar a las empresas.

El Consejo Coordinador Empresarial, alertó vía comunicado que, de llevarse acabo dicha absorción, se generaría incertidumbre al haber concentración de poder y que los reguladores perderían el sentido técnico.

“La concentración de poder, la eliminación de controles y del conocimiento técnico especializado no contribuirán nunca a alcanzar resultados positivos en ninguna de las áreas reguladas actualmente de forma autónoma”, dijo.

La International Chamber of Commerce México (ICC México) coincidió que la reforma los convertiría en órganos políticos y perderían la toma de decisiones técnicas.