Economía

Anticipan repunte de bancarrotas en EU

Ayuda de su Gobierno fue una aspirina que no será suficiente, advierten

Internet / Prevén se estabilicen hasta finales del próximo año

Staff
El Diario

martes, 15 septiembre 2020 | 06:00

Para lo que resta del 2020 y el primer trimestre del 2021 se anticipa un crecimiento en el llenado de bancarrotas en Cortes de Estados Unidos, de acuerdo con previsiones de Trading Economics y firmas legales.

Las ayudas temporales del Gobierno paliaron un poco la crisis, pero la caída que se viene es inevitable, según expertos.

Aunque en el primer trimestre del 2020 el sitio de análisis contabilizaba 23 mil 114 quiebras de compañías para pasar a 22 mil 482, se estima que en el tercer trimestre suban hasta 45 mil 500 las empresas inoperantes, de todos tamaños y sectores.

Asimismo prevé que se mantengan las cifras por encima de 30 mil en el primer trimestre de 2021 y se estabilicen hasta el final de ese mismo año en los niveles de 24 mil.

Las cifras de Trading Economics no distinguen entre empresas grandes, medianas o pequeñas sólo da los números mezclados, sin embargo, el American Bankrupcty Institute (ABI), informa que en lo que va de este año, 4 mil 780 negocios medianos y grandes han aplicado para la ley de bancarrota en capítulo 11; en 2019 fueron 5 mil 519.

Además, en 2020 van 380 mil 335 casos de bancarrota en capítulos 7 y 13, que son para personas físicas y personas con actividades empresariales de menor nivel; en 2019 fueron 757 mil 634.

El capítulo 7 y el capítulo 13 son los dos tipos de bancarrotas más comunes para personas en Estados Unidos, según el ABI.

El capítulo 13 trata sobre la reorganización de una bancarrota, permitiendo a los deudores conservar sus bienes, pero deben pagar una porción cuantificable de su deuda en un plazo de 3 a 5 años.

La bancarrota del capítulo 11 es la forma más común para las empresas. Si bien algunas personas físicas pueden usar el capítulo 11, la mayoría de los deudores individuales no cumple con los requisitos de elegibilidad.

El capítulo 11 brinda la oportunidad a las empresas de reorganizar sus deudas, normalmente en un esfuerzo por mantener a la empresa en funcionamiento.

“Varios factores clave siguieron evitando que las solicitudes de quiebra abrumaran al sistema judicial”, dijo la directora ejecutiva de ABI, Amy Quackenboss.

“La Ley CARES ayudó a las empresas y los consumidores a sobrellevar inicialmente el impacto económico de la pandemia, la actividad de cobro, desalojo y ejecución hipotecaria se suspendió en gran medida, y las medidas de cuarentena presentaron desafíos para que los deudores con dificultades se reunieran con abogados.

“Sin embargo, con la expiración de los programas de estabilización del Gobierno, los niveles elevados de desempleo y la creciente incertidumbre económica, anticipamos un aumento dramático en las presentaciones a finales de este año”, agregó Quackenboss.

Se espera que otro paquete de ayuda sea aprobado por las cámaras legislativas a finales de este mes, lo que daría un respiro a la economía antes de las elecciones de noviembre.