Economía

'Empeñan' inmuebles microempresarios ante crisis

Empresas más pequeñas del país optan por pedir un crédito para obtener recursos a cambio de dejar un inmueble en garantía

Internet
Reforma

Nallely Hernández
Reforma

lunes, 15 junio 2020 | 06:32

Ciudad de México.- Para las empresas más pequeñas del país pedir un crédito y obtener recursos para sus negocios a cambio de dejar un inmueble en garantía es una opción que aumenta ante la crisis económica por la pandemia de Covid-19.

Desde Sofomes hasta bancos ofrecen créditos desde medio millón de pesos, que por sus tasas de interés y plazos han sido más solicitados en estos meses de pandemia, evitando así préstamos personales o de nómina.

Bernardo Silva, director general de Smart Lending, hipotecaria que realiza este tipo de créditos de uso libre a cambio de la garantía de una vivienda, señaló que a principios de año tenían entre 500 y 700 solicitudes de crédito, de las cuales cerca del 80 por ciento eran para comprar casa y el resto para liquidez.

Sin embargo, tan solo en mayo, de las 500 solicitudes recibidas, 65 por ciento fue para obtener recursos de uso libre, de las cuales al menos la mitad son para usar en negocios.

"Las que más solicitaban este crédito eran personas que querían consolidar sus deudas y refinanciarlas a una tasa más barata", detalló el directivo.

"Lo que estamos viendo ahora es que se están volteando las cosas, la mayoría de las solicitudes que nos están llegando, por la misma naturaleza del Covid tienen que ver con inversión en sus negocios, también adelanto de ventas y el refinanciamiento de deudas se ha mantenido, pero no crece".

En el primer trimestre de este año, de acuerdo con las últimas cifras del Sistema Nacional de Información e Indicadores de Vivienda, la colocación de estos créditos aumentó 57.7 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado y tocó su mayor número de préstamos otorgados desde 2015, con un total de mil 698 pedidos.

Solo en marzo pasado, antes de la cuarentena, los créditos para liquidez casi se duplicaron al pasar de 323 el año pasado a 613 financiamientos con la casa como garantía.

Información de la Comisión Nacional Bancaria de Valores señala que actualmente solo la banca comercial ha financiado 8 mil 100 millones de pesos para este esquema, que al igual que una hipoteca se otorga a largo plazo.

Enrique Margain, director ejecutivo de crédito hipotecario y automotriz en HSBC, explicó que parte de que las solicitudes de este financiamiento aumenten es porque apenas se va conociendo.

Algunas personas solicitan estos créditos para mandar deudas a largo plazo ante disminución de ingresos o porque requieren recursos de emergencia.

"En términos de solicitudes sí ha venido el incremento en los últimos meses, pero yo diría que hoy hay un porcentaje mayor de personas que están sacando créditos de liquidez por la misma situación económica", detalló.

"Hay muchas personas que inclusive están sacando estos recursos para poner recursos en sus negocios o para pagar parte de los negocios familiares, no es muy recomendable, pero es algo que está sucediendo".

El directivo bancario confirmó que en abril y mayo los créditos para adquisición se han reducido, mientras que los préstamos de liquidez y refinanciamiento de hipotecas aumentó.

Lquid Luxury Liquidity, una financiera apoyada en Fundación Dondé, señaló que desde el arranque de sus operaciones este año, las microempresas han sido importante clientes, ya que pueden pedir un préstamo dejando en prenda desde obras de arte, autos de lujo, hasta propiedades como casas y edificios de oficina, pero con el Covid-19 este segmento ha pedido más créditos.

"En estos momentos muchos empresarios van a requerir recursos líquidos para reiniciar sus actividades, con esquemas flexibles de pago y de manera rápida", dijo Sergio Raimond-Kedilhac Viesca, director general la empresa.

"(Quienes más solicitan préstamos ahora) Primero, empresarios pequeños y medianos que necesitan liquidez inmediata para capital de trabajo, para protegerse contra imprevistos o para aprovechar una oportunidad de inversión".

Sin embargo, los pedidos de créditos de liquidez dependen principalmente de la calidad y situación de la propiedad a empeñar.

Tanto la banca como Sofomes piden como principal requisito que la propiedad esté libre de gravamen, en el caso de Smart Lending el precio mínimo de la propiedad debe ser de unos 500 mil pesos, para el caso de la CDMX la vivienda no debe valer menos de 700 mil pesos.

Silva explicó que debido a las condiciones para esté crédito, solo entre el 3 y el 5 por ciento de sus solicitudes son aprobadas.

Margain alertó que si bien un crédito de liquidez permite una tasa más baja por ser a largo plazo, hasta a 15 años, igual que una hipoteca, y obtener un financiamiento por hasta el 70 por ciento del valor de la propiedad, el cliente debe pensarlo dos veces antes de hipotecar la casa para salvar un negocio.

"No es desde el punto de vista financiero lo más recomendable, porque estás de alguna manera comprometiendo el activo familiar más importante que es tu vivienda en tu negocio, donde hay financiamientos dedicados a esto", puntualizó.

Bernardo Silva explicó que la principal ventaja frente a otros financiamientos para empresarios, como son los créditos a la palabra del IMSS, esquema surgido ante la pandemia, es el monto del préstamo.

Al respecto, Margain coincidió en que la cantidad de recurso es la principal diferencia, así como el plazo, pero también recordó que hay comisiones a pagar y la vivienda está comprometida.