Economía

En juego, 26 mmdd de inversiones en energía limpia

Cambios regulatorios en materia eléctrica afectan competitividad y crecimiento de la economía

Agencia Reforma

Diana Gante
Agencia Reforma

miércoles, 31 marzo 2021 | 06:00

Ciudad de México— Los cambios regulatorios impulsados por administración en materia eléctrica, vulneran inversiones por 25 mil 990 millones de dólares en energía renovable, lo que afecta a la competitividad y el crecimiento de la economía mexicana, señaló el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

De acuerdo con el análisis ‘Cambios en el sector eléctrico: Todos Pierden’, realizado por el instituto, los cambios regulatorios están sometidos a las planeaciones de la Secretaría de Energía (Sener) y decisiones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sin que exista independencia entre la política pública y la regulación, lo que impacta las inversiones renovables.

“La interconexión de proyectos renovables y su generación en la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) están explícitamente limitados a lo que el jugador dominante en el mercado (CFE) determine. Es decir, la CFE decide quién puede generar e interconectarse a la red y dónde.

De esta manera, un participante de la industria funge como autoridad en detrimento de su competencia y, de manera indirecta, los consumidores”, refiere el documento.

Asimismo expone que en tecnología eólica se han ejercido inversiones por 15 mil millones de dólares; en solar 7 mil millones; en solar distribuida (paneles en techos 2 mil 100 millones de dólares; en hidroeléctrica 750 millones y en general mil 140 millones de dólares que aún se encuentran en desarrollo.

“Es difícil pensar por qué existirían políticas públicas que buscaran frenar y limitar la generación renovable en un contexto en el que son económicamente competitivas, así como social y ambientalmente indispensables para hacerle frente a uno de los imperativos sociales globales de nuestra época, el cambio climático.

La respuesta probablemente se debe a que la generación renovable en México está prácticamente toda en manos de empresas privadas y la CFE no cuenta con centrales de generación renovable”, establece el documento.

En cuanto a la integración de renovables, si bien implica un reto técnico, puede ser solucionado por el operador del sistema si se apuesta por la modernización, como los refuerzos a las redes eléctricas para mitigar la congestión y así poder aliviar la variabilidad de un sistema con altos niveles de energía renovable.

Sin embargo, el IMCO considera que esto no está dentro de las prioridades del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), que es el operador de sistema eléctrico mexicano, ni de CFE Transmisión y CFE Distribución, que son las subsidiarias de la eléctrica del Estado encargadas de realizar la planeación para el crecimiento y los refuerzos en las redes eléctricas.