Economía

Experimenta Ford con robots ‘ingenieros’

Se usarán para rediseñar y aumentar la eficiencia en las plantas de manufactura

Internet / Los perros fueron bautizados como ‘Fluffy’ y ‘Spot’
Internet

Staff
El Diario

miércoles, 29 julio 2020 | 06:00

Ford Motor Company está incrementando su trabajo con robots, en un afán de mejorar el diseño de sus plantas y procesos de manufactura, de acuerdo con thenewmarket.com

Estos robots con forma de perro pueden sentarse, dar la mano y dar vueltas. También realizan escaneos de cámara de 360 grados, se inclinan 30 grados y suben escaleras durante dos horas de autonomía.

Pesan 70 libras (31.7 kilogramos) y tienen una movilidad claramente similar a la de un perro. Forman parte de un programa piloto de fabricación de Ford diseñado para ahorrar tiempo, reducir costos y aumentar la eficiencia.

Uno de ellos es “Fluffy” (nombre dado por la operadora del robot Paula Wiebelhaus), uno de los dos modelos que Ford está alquilando de Boston Dynamics, empresa conocida por crear sofisticados robots móviles (el otro robot Ford se llama “Spot” por el nombre real del producto).

Los robots que Ford está probando en su planta de transmisión Van Dyke son de color amarillo brillante y fácilmente reconocibles. Equipados con cinco cámaras, los robots pueden viajar hasta 3 millas (4.8 kilómetros) por hora con una batería que dura casi dos horas, y se utilizarán para escanear el piso de la planta, además de ayudar a los ingenieros a actualizar el diseño original asistido por computadora que se utiliza cuando están reestructurando las plantas.

“Diseñamos y construimos la planta. Después de eso, a lo largo de los años se realizan cambios que rara vez se documentan”, dice Mark Goderis, gerente de ingeniería digital de Ford. “Al hacer que los robots escaneen nuestras instalaciones, podemos ver cómo se ven realmente ahora y construir un nuevo modelo de ingeniería. Ese modelo digital se usa cuando necesitamos reestructurar la planta para obtener nuevos productos”.

Sin “Fluffy”, la actualización sería mucho más tediosa.

“Solíamos usar un trípode y caminábamos alrededor de las instalaciones parando en diferentes lugares, cada vez de pie durante cinco minutos esperando que escaneara el láser”, recuerda Goderis. “Escanear una planta puede llevar dos semanas. Con la ayuda de ‘Fluffy’, podemos hacerlo en la mitad del tiempo”.

La antigua forma también era costosa, casi 300 mil dólares (6 millones 390 mil pesos, aproximadamente) para escanear una instalación. Si este piloto funciona, el equipo de fabricación de Ford podría escanear todas sus plantas por una fracción del costo. Estas tecnologías de vanguardia ayudan a ahorrar dinero a la empresa y modernizan las instalaciones más rápidamente, lo que en última instancia ayuda a traer nuevos vehículos al mercado con anticipación.

“Con el tiempo, la intención es poder operar los robots de forma remota, programarlos para misiones de planta y recibir informes de inmediato desde cualquier parte del país. Por ahora, los robots se pueden programar para seguir una ruta específica y se pueden operar desde una distancia de hasta 50 metros con la aplicación de tableta lista para usar”, dijo Goderis.

La clave del éxito de “Fluffy” y “Spot” es su agilidad, dice Wiebelhaus, quien controla su robot a través de un dispositivo similar a un juego que le permite ver remotamente la vista de la cámara. Si ocurre un problema, el dispositivo de control de Wiebelhaus presenta una parada segura que evita que choque con cualquier cosa.