Economía

Pide Aeroméxico órdenes en NY para proteger operación

La empresa aseguró, en sus mociones judiciales, que tiene por el momento suficiente liquidez para seguir operando

Tomada de Internet

Víctor Fuentes
Reforma

miércoles, 01 julio 2020 | 12:40

Ciudad de México— Grupo Aeroméxico pidió hoy a una Corte de Nueva York dictar 17 órdenes para proteger sus operaciones cotidianas y mantener el pago de salarios, impuestos, tarifas, coberturas, seguros y compras a proveedores, así como su sistema interno de administración de efectivo y el programa Clase Premiere, que calificó de "crítico" para mantener la lealtad de sus clientes.

La empresa aseguró, en sus mociones judiciales, que tiene por el momento suficiente liquidez para seguir operando, pues cuenta con 159.3 millones de dólares en efectivo, pero que está negociando un esquema de financiamiento adicional que someterá a aprobación de la Corte en los siguientes 30 días.

La Corte de Bancarrotas para el Distrito Sur de Nueva York asignó el caso a la jueza Shelley Chapman.

En la última década, Chapman ha llevado otras reestructuras de empresas mexicanas, entre ellas Vitro, Nextel, Oro Negro, y desde el viernes pasado Grupo Famsa.

Aeroméxico estimó que en los siguientes 30 días, tendrá ingresos de 105 millones de dólares y gastos de 125 millones de dólares, para una pérdida neta de 20 millones.

Los gastos incluyen 16.2 millones de dólares en salarios a empleados y 999 mil dólares a directivos, así como 20 millones de dólares a proveedores de insumos indispensables para sus vuelos.

En el mismo periodo, se prevé acumular obligaciones no pagadas por 308 millones de dólares, y recibos a favor que no podrán ser cobrados por 87.5 millones de dólares.

Los pasivos totales de la empresa, 116 mil 600 millones de pesos, incluyen mil 983 millones de dólares y 7 mil 891 millones de pesos en deudas financieras.

"En las semanas previas a esta demanda, Aeroméxico negoció exitosamente diferir pagos con acreedores y contrapartes, lo que resultó en aplazamientos por 83.3 millones de dólares", explicó en una carta a la Corte el Director Financiero de la empresa, Ricardo Sánchez Baker.

"Si bien los diferimientos permitieron reducir gastos de corto plazo y preservar liquidez, han resultado en un aumento de las cuentas por pagar a autoridades tributarias, proveedores críticos en Estados Unidos, México y otros países, y abastecedores de combustible", agregó. "La liquidez de la empresa se ha deteriorado significativamente".

La empresa detalló que gasta 30.4 millones de dólares mensuales por arrendamiento de 91 aviones Boeing y Embraer, parte de una flota de 118 aeronaves que consideró ya es demasiado grande ante la caída de más de 90 por ciento de sus operaciones por la pandemia de Covid-19.

"Los pagos por la flota son una porción significativa de las obligaciones de las deudoras, que podrían buscar rechazar, renegociar y/o asumir y asignar ciertos arrendamientos, para revitalizar el tamaño y perfil de su flota", advirtió Sánchez Baker.

La deuda por arrendamiento es de mil 300 millones de dólares, y las medidas de protección judicial impedirían que los arrendadores tomen posesión de las aeronaves.

Aeroméxico pidió a la jueza ampliar hasta el 3 de agosto el plazo legal de 14 días para presentar la lista completa de todos los contratos, obligaciones vencidas, ingresos y egresos y demás documentos de Aerovías de México, Aerolitoral y Aerovías Empresa de Cargo.

"Debido a la complejidad de sus operaciones, las deudoras deben compilar registros de decenas de miles de recibos, pagarés y contratos, lo que requerirá un enorme esfuerzo de las empresas y sus empleados", explicaron los abogados.

En su solicitud a la Corte, Aeroméxico planteó el 30 de julio para una conferencia inicial con las contrapartes, y el 28 de octubre para presentar un plan de reestructura.