Economía

Recaída pospondrá recuperación hasta el 2030

Otro confinamiento cerrará más empresas y generará despidos

Freepik / Regresar a los niveles de economía que se tenían en 2019, tomaría una década

Iris González
El Diario

miércoles, 14 octubre 2020 | 06:00

Un segundo período de confinamiento en todo México podría extender hasta el 2030 la recuperación económica para el país.

Isaac Leobardo Sánchez Juárez, responsable del Laboratorio de Problemas Estructurales de la Economía de México, de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), advirtió que en caso de que el número de contagios a nivel nacional no disminuya y se vuelva al aislamiento, regresar a los niveles de economía que se tenían en 2019 tomaría 10 años.

De acuerdo con pronósticos del Fondo Monetario Internacional, la caída del producto interno bruto (PIB) en México sería del 10.5 por ciento en este 2020 a consecuencia del Covid-19.

“La primera crisis de la que ya estábamos saliendo tiene una recuperación del PIB hasta el 2025 en el peor de los escenarios y hasta el 2023 en el mejor, pero con una segunda recaída, la recuperación del PIB sería hasta el 2030”, expresó el economista de la UACJ.

Sánchez Juárez explicó que con una tasa promedio de crecimiento de 3.0 por ciento se alcanzaría en 2023 el nivel de PIB de 2019 “si la recuperación continúa como hasta ahora”.

Sin embargo, con tasa promedio del 1.8 por ciento de crecimiento, como ha sucedido en la última década, se alcanzaría hasta el 2025 el nivel de PIB de 2019.

En caso de una segunda etapa de confinamiento, el crecimiento promedio sería inferior a 0.2 por ciento, por lo que la recuperación se daría hasta el 2030.

Con un Gobierno tan hostil para las empresas, como se ha mostrado la Federación, la recuperación económica del país sería mucho más lenta.

“Este Gobierno enfrenta una falta de confianza por parte de los inversionistas privados. Con el paso de los meses, me parece que se sumará la desconfianza de un buen número de personas de la sociedad civil, lo que no abonará a la recuperación”, dijo.

Ante ello, urgió a cambiar la estrategia para consolidar el fortalecimiento de la planta productiva por medio de una política industrial activa, en la que los empresarios con pieza clave y el Estado otorguen financiamiento para creación de nuevos negocios, mantenimiento de los existentes y creación de infraestructura para el desarrollo.

“Aunado a esto, se requiere un incremento, no una reducción del presupuesto asignado a ciencia, tecnología e innovación, con aplicación inmediata en la solución de los principales problemas nacionales”, resaltó Sánchez Juárez.

[email protected]