Economía

Se dispara en último año deuda pública nacional

Peligroso que se financien programas sociales pidiendo prestado

Internet

Iris González
El Diario

martes, 23 junio 2020 | 06:00

En el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) la deuda pública del país aumentó 1.2 billones de pesos.

De acuerdo con datos de “Así estamos México”, en el último trimestre de 2018, cuando López Obrador asumió la Presidencia, la deuda del país era de 10 billones 829 mil millones de pesos, que luego subió a 12 billones 125 mil millones en los primeros tres meses de este 2020.

Al mismo tiempo, en este 2020 el gasto en programas sociales rebasó los 630 mil millones de pesos, el equivalente al 3.4 por ciento del producto interno bruto (PIB), según el Presupuesto de Egresos de la Federación.

En el último trimestre del 2018 la deuda correspondía al 44.5 por ciento del PIB nacional, mientras que en este 2020 subió al 49.8 por ciento.

“Era una falacia eso de que no iba a subir la deuda pública con AMLO”, expresó Isaac Leobardo Sánchez Juárez, economista e investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

El experto comentó que la deuda en el sexenio de Enrique Peña Nieto pasó del 31 por ciento del PIB al 44 por ciento, mientras que con AMLO en un año cerró casi al 50 por ciento del PIB.

“Lo que vimos en 2019 es un incremento de la deuda tanto en términos nominales como del PIB”, resaltó.

Explicó que, para su funcionamiento, todo Gobierno requiere de un financiamiento, por lo que se opta por pedir prestado.

“En particular, el Gobierno actual tiene gastos muy importantes en programa sociales como ‘Sembrando vida’, ‘Jóvenes construyendo el futuro’ y de adultos mayores, más otros como la creación de universidades públicas en localidades marginales”, resaltó Sánchez Juárez.

El 60 por ciento de los recursos que otorga el Gobierno través de programas de asistencia social carecen de reglas de operación, es decir, 401 millones 967 mil pesos.

De 109 programas de transferencias contemplados para este año, 58 no cuentan con reglas de operación, en tanto los 51 que sí cuentan con ellas, recibirán únicamente 229 mil 476 millones de pesos, la cifra más baja desde que se definieron los estatutos.

Sin embargo, el economista agregó que también existen inversiones grandes que han hecho que se incremente esa deuda, como en el caso del Tren Maya, la refinería Dos Bocas y el aeropuerto de Santa Lucía.

“Me parece que en esos tres proyectos es donde se está canalizado la mayor parte de deuda, por lo que no sería tan negativo porque se utiliza lo que se pidió prestado en inversión”, resaltó.

[email protected]