Economía

Vigilaría Gobierno desde redes

Propuesta morenista implica actividades de espionaje

Agencia Reforma

Ailyn Ríos
Agencia Reforma

viernes, 19 febrero 2021 | 06:00

Ciudad de México– Como cada mañana, revisas tu Facebook, compartes un tuit y subes una foto a Instagram de esa breve escapada que te diste para compartirla con tus amigos.

Es una jornada normal, salvo porque el Gobierno podría estar vigilando más de cerca esa actividad en redes, ya que el ciberespacio es considerado un asunto de seguridad nacional.

Diversas iniciativas en el Congreso podrían convertir esto en una realidad, según especialistas, y transformar para siempre el entorno digital.

La propuesta de reforma para regular las redes sociales, presentada por el senador morenista Ricardo Monreal, demanda que las plataformas soliciten permisos de operación al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), impone límites a la eliminación de cuentas y perfiles y contempla multas hasta por 89 millones de pesos.

Tras críticas y recibir diversas observaciones en el canal que habilitó para recopilar opiniones sobre la iniciativa, el 9 de febrero pasado, Monreal decidió parar por tres semanas su propuesta.

Javier Salinas Narváez, diputado del mismo partido, plantea reformar el Artículo 73 de la Constitución para que el Congreso pueda expedir leyes en seguridad nacional, estableciendo requisitos y límites a investigaciones de seguridad cibernética que abrirían la puerta a prácticas de espionaje y vigilancia de la actividad de los usuarios en línea.

“Cualquier tipo de regulación, económica, de la información o de libertad de expresión, siempre tendrá un impacto en las empresas y los usuarios.

Se pueden bajar los contenidos que los usuarios descarguen o compartan, eso entorpecerá su día a día. No tendrán acceso libre a los contenidos que están en la red y hay un control político de las instituciones sobre lo que realiza el cibernauta en Internet”, dijo Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

Una tercera propuesta, del diputado morenista Javier Ariel Hidalgo, podría declarar a las redes sociales como preponderantes por el IFT y establecer medidas que cambien por completo la manera en que operan las redes en la actualidad.

Las plataformas tendrían que cumplir con la normativa que se establezca, por lo que podrían aparecer notificaciones de contenidos no disponibles y los usuarios no se darían cuenta de la mayor vigilancia, añadió Bravo.

Un riesgo adicional: con la aprobación de estas iniciativas se podrían usar, prácticamente sin límites, las granjas de bots para manipular la opinión pública, abusando de los datos de usuarios y difundiendo dolosamente noticias falsas, advirtió María Elena Estavillo, directora de Centro-i, think tank, especializado en tecnología.

“Habría un gran margen de censura con fundamento en las nociones de la moral y el orden público, que son sumamente vagos y subjetivos.

Esos conceptos se han utilizado en el pasado para perseguir voces críticas y para imponer la moral privada en la población, lejos de proteger derechos”, agregó Estavillo.

Algunos países que han implementado regulaciones similares son China, Rusia y Turquía, mencionó Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy & Law (DPL).