El Paso

‘Congela’ gobernador reapertura en Texas

Detiene cualquier fase posterior ante incremento en contagios

Sarah R. Champagne / The Texas Tribune

viernes, 26 junio 2020 | 06:00

Austin— El gobernador Greg Abbott anunció el jueves por la mañana que detendrá cualquier fase posterior de reapertura de negocios en Texas, y que una vez más pondrá fin a las cirugías electivas para preservar el número de camas de hospital para pacientes con coronavirus en ciertos condados que están viendo un aumento de casos.

La última acción de Abbott no revierte ninguna de las fases de reapertura que ya ha permitido. Esto significa que los bares, restaurantes, centros comerciales, boliches y otros negocios aún pueden permanecer abiertos con algunas limitaciones de ocupación. 

Los restaurantes pueden operar al 75 por ciento de su capacidad, y prácticamente todas las demás empresas, incluidos los bares, pueden operar al 50 por ciento.

“Lo último que queremos hacer como estado es retroceder y cerrar negocios”, escribió en un comunicado de prensa el jueves, pero la “pausa ayudará a nuestro estado a acorralar la propagación”.

La última prohibición de los procedimientos quirúrgicos electivos se aplica a los condados de Bexar, Dallas, Harris y Travis, que han visto un rápido aumento en el número de pacientes hospitalizados con el virus.

El martes pasado, Abbott enfatizó que la capacidad hospitalaria en Texas era “abundante”. Un día después, reconoció en una entrevista televisiva que los problemas de capacidad en algunas partes del estado “pueden requerir una estrategia focalizada”.

En todo el estado, el número de hospitalizaciones ha alcanzado niveles récord durante dos semanas, llegando a 4 mil 739 el jueves por la mañana y triplicándose desde el Día de los Caídos. El miércoles, el estado tenía mil 320 camas disponibles en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y casi 13 mil camas de hospital disponibles, pero con disparidades regionales.

En las zonas más afectadas, algunos hospitales han comenzado a trasladar a los pacientes con coronavirus de las Unidades de Cuidados Intensivos abarrotadas a otras instalaciones, y los líderes locales han advertido que los hospitales podrían verse abrumados si el número de infecciones sigue aumentando.

En el área metropolitana de Houston, el Centro Médico de Texas dijo el jueves que sus Unidades de Cuidados Intensivos han alcanzado el 100 por ciento de la capacidad base. El centro ha dicho que una vez que esas camas están llenas, sus hospitales y centros de atención pueden crear 373 camas adicionales en las UCI para “uso sostenido” y agregar otras 504 camas temporales de cuidados intensivos para repuntes significativos en los casos de Covid-19.

Marc Boom, jefe del sistema hospitalario metodista de Houston, dijo la semana pasada: “Si el número de casos nuevos aumentara demasiado rápido, eventualmente desafiará nuestra capacidad de tratar a los pacientes, con y sin Covid-19”.

El jueves, los líderes del Centro Médico de Texas dijeron que no están en peligro inmediato de exceder la capacidad de las camas. Durante una conferencia de prensa conjunta, Boom dijo que “tiene la capacidad de atender a muchos más pacientes”. David Callender, director ejecutivo (CEO) del Memorial Hermann Health System, dijo que los funcionarios están acostumbrados a “hacer ajustes sobre la marcha”.

Los condados de Travis y Harris también están reviviendo planes para crear instalaciones temporales para aliviar la carga de hospitales abrumados, planes que se suspendieron en gran medida a principios de este año después de que las órdenes generalizadas de quedarse en casa desaceleraron la pandemia en Texas.

Otras partes de Texas también están viendo disminuir las camas de hospital disponibles.

El alcalde de Dallas, Eric Johnson, planeó reunirse con los funcionarios del Condado de Dallas y el Consejo del Hospital de Dallas-Fort Worth el jueves para discutir la reactivación de un plan para usar el Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison como un centro médico emergente.

La estación de televisión KGNS, de Laredo, informó el miércoles por la noche que Víctor Treviño, la autoridad de Salud local, se contactó con el comisionado del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas para acelerar el desvío de pacientes de Covid-19 a otros hospitales porque las unidades de UCI en los hospitales de la ciudad están alcanzando su capacidad.

La prohibición de la cirugía electiva en todo el estado duró aproximadamente un mes antes de que Abbott la aliviara, permitiendo a los hospitales reanudar procedimientos no esenciales bajo ciertas condiciones, siempre que el 15 por ciento de las camas estuvieran reservadas para pacientes con coronavirus.

Abbott anunció la fase más reciente de reapertura el 3 de junio. Esa fase incluyó una cascada de reaperturas hasta el 19 de junio, cuando se permitió que los parques de diversiones y las ferias en los condados con más de mil casos abrieran al 50 por ciento de su capacidad.

En las últimas semanas, Abbott no ha anticipado en gran medida ninguna fase adicional, como lo hizo anteriormente en el proceso de reapertura.