El Paso

Da DEA golpe a tráfico de metanfetaminas

Tan sólo en El Paso realizan 176 arrestos en una acción a nivel nacional

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

viernes, 11 septiembre 2020 | 06:00

En sólo seis meses, la Operación Crystal Shield de la Administración de Control de Drogas (DEA) generó un total de más de 750 investigaciones, lo que resultó en casi mil 840 arrestos y la incautación de más de 28 mil 560 libras de metanfetaminas, así como 43.3 millones de dólares en ingresos por drogas y 284 armas de fuego.

De acuerdo con autoridades, sólo en la División El Paso de la DEA –que cubre el Oeste de Texas y Nuevo México–, la agencia hizo 101 investigaciones, realizó 176 arrestos e incautó 919 libras de metanfetaminas, con más un millón 165 mil 777 dólares en ganancias de drogas y 19 armas de fuego.

Los datos fueron dados a conocer por William Barr, procurador general y Timothy J. Shea, administrador interino de la DEA, quienes anunciaron los resultados del operativo, que es el esfuerzo de seis meses dirigido al control de los cárteles mexicanos que operan los principales ‘centros de transporte’ de metanfetamina en los Estados Unidos, en los que se incluye El Paso.

“La metanfetamina es una droga brutal vinculada a delitos violentos y responsable de demasiadas sobredosis fatales”, dijo el procurador Barr. “Los asombrosos resultados de la Operación Crystal Shield demuestran claramente el compromiso de la DEA y nuestros socios estatales y locales para evitar que esta mortal droga llegue a las calles de nuestras comunidades”.

La DEA lanzó el operativo el pasado 20 de febrero, después de identificar nueve importantes centros de tráfico de metanfetaminas: Atlanta, Dallas, Houston, Los Angeles, Nueva Orleans, Phoenix, San Diego, St. Louis y El Paso.

“En los meses previos al lanzamiento de la Operación Crystal Shield, las comunidades de los Estados Unidos experimentaron un aumento repentino de metanfetaminas”, dijo Shea.

“La pandemia de Covid-19 cerró muchas comunidades e impactó negocios legítimos, pero el tráfico de drogas continuó. En condiciones difíciles, la DEA, junto con socios federales, estatales y locales, nunca dejó de trabajar mientras ayudamos a detener el flujo de metanfetamina en nuestras calles, incluso cuando los narcotraficantes violentos buscaban nuevas formas de contrabandearla a los Estados Unidos”, agregó Shea.

En estas nueve ciudades, la DEA incautó más del 75 por ciento de las metanfetaminas en 2019.

En virtud de esta operación, la DEA dirigió recursos de aplicación de la ley a estas ciudades donde la metanfetamina a menudo se trafica a granel y luego se distribuye por todo el país.

“El abuso de metanfetamina destruye vidas y afecta seriamente la calidad de vida en las comunidades donde se afianza”, dijo Kyle Williamson, agente especial a cargo de la División El Paso de la DEA.

“Al interrumpir las redes de distribución, apoderarse de sus ganancias y poner a los traficantes tras las rejas, la DEA y otras agencias de la ley mantienen fuera de las calles drogas peligrosas como las metanfetaminas y hacen que las comunidades sean más seguras”, señaló.

La Operación Crystal Shield aprovechó las iniciativas existentes de la DEA que apuntan a las principales redes de tráfico de drogas, incluidos los cárteles mexicanos que son responsables de la abrumadora mayoría del tráfico de metanfetamina hacia y dentro de los Estados Unidos, declararon autoridades.

Desde el año fiscal 2017 hasta el año fiscal 2019, las incautaciones nacionales de metanfetamina de la DEA aumentaron un 127 por ciento de 49 mil 507 libras a 112 mil 146.

Durante el mismo período, el número de arrestos de la DEA relacionados con la metanfetamina aumentó en casi un 20 por ciento.