El Paso

De madrugada, hace fila para despensa con pavo

Es una tradición que data de 1973

Jaime Torres
El Diario de El Paso

domingo, 15 noviembre 2020 | 06:00

Para que las familias celebren y compartan con sus seres queridos el tradicional Día de Acción de Gracias, la organización sin fines de lucro ‘Ayudando a Otras Personas a Resistir’ –Operation HOPE– entregó el sábado 900 despensas a igual número de personas, las cuales incluían los alimentos requeridos para la preparación de la comida, entre éstos el protagonista de la cena: el pavo.   

Desde la madrugada del sábado cientos de personas arribaron a las instalaciones del Coliseo de El Paso, ubicado en la Paisano, entre Shelter y Boone, para hacer fila y de esta manera recoger su despensa.

“Yo llegué cuando estaba oscuro y ya había mucha gente, afortunadamente alcancé”, dijo Fabiola Campos, quien junto con su hija acudió a la convocatoria emitida por la organización social que mantiene este programa desde hace décadas.

De acuerdo a los organizadores, el que hayan acudido tantas familias a la entrega de las despensas refleja la gran necesidad que existe en la ciudad y más ahora con la presencia de la pandemia de Covid-19.

“Vemos que la necesidad ahora es más grande que en años anteriores, pero afortunadamente y gracias a la ayuda de diversas organizaciones afines fue posible aliviar un poco esa necesidad”, externó Ruby Gómez, coordinadora del evento e hija del fundador, Ángel Gómez. 

Reiteró que la canasta entregada contenía los alimentos indispensables para poder cocinar el pavo como condimentos, vegetales, frutas, pan, papas y huevos entre otros ingredientes.

Manifestó que no obstante la aglomeración la entrega se hizo de manera ordenada y con todos los cuidados requeridos que exigen las autoridades del Departamento de Salud para evitar la propagación del coronavirus.

Decenas de voluntarios se sumaron a la cruzada de ayuda para poder entregar los víveres a los necesitados sin que tuvieran que bajarse de su automóvil. Al llegar sólo les pedían abrir la cajuela del vehículo para depositar la mercancía.

“Sin duda esta es una gran ayuda porque ya no tiene uno que desembolsar dinero para tener nuestra cena. El dinero que teníamos destinado para eso ahora irá para pagar un recibo o comprar otras cosas que se requieran”, indicó la señora Rosa, residente del Noroeste de la ciudad.

Fausto fue una de las personas que no tuvo la suerte de contar con una despensa. “Hubo mucha gente y pues se acabaron luego luego”, dijo el vecino del Valle Bajo, quien junto con su familia aprovechó para pasar un momento bajo la sombra de los árboles ubicados en un parque aledaño al Coliseo.

Manifestó que después de varias horas de estar en fila, un oficial del Departamento de Policía le dijo, al igual que a otros automovilistas, que las despensas se habían agotado. 

Y es que la línea de automovilistas se observó a lo largo de la Calle Delta hasta llegar a la avenida Alameda. “Era enorme la fila, pero gracias a la presencia policial no se hizo el desorden”.

Ruby Gómez dijo que esta entrega de despensas la inició su padre Ángel en el año de 1973 y desde entonces se mantiene la tradición de ayudar a las familias del Condado de El Paso.

“Mi papá empezó la iniciativa ayudando a cinco familias, después fueron 10, 30 y conforme pasaba el tiempo el número se iba incrementando. Ahora con la pandemia y desde el mes de marzo la ayuda ha sido cada vez más, agregó.   

Otra de las ayudas que han logrado brindar durante la emergencia sanitaria han sido los apoyos en los servicios funerarios de las personas que han muerto por Covid. En conjunto con algunas casas funerarias se ha logrado apoyar a 450 familias hasta la fecha.

La organización HOPE tiene contemplado realizar otra actividad previa a la Navidad con el fin de incrementar la ayuda a las familias en estos tiempos difíciles en los que el dinero está escaso por la falta de trabajo y en donde muchas familias han perdido a sus seres queridos a causa de la pandemia.