El Paso

Deportan a migrantes lesionados tras caída

Resultaron gravemente lastimados al precipitarse de valla fronteriza; son expulsados a México sin tratamiento médico

El Paso Matters / Inmigrante se quebró los dos tobillos tras caer de cerca fronteriza

Angela Kocherga / El Paso Matters

martes, 16 febrero 2021 | 06:00

Palomas, México - Jhon Jairo, un migrante de Ecuador de 25 años, dijo que su sueño de llegar a Estados Unidos terminó cuando se cayó del muro fronterizo al oeste de El Paso.

Pedro, de 37 años, de Guatemala, estaba tan decidido después de que se lesionó al caer de la parte superior de la barrera de 30 pies de altura que "se arrastró sobre manos y rodillas" lejos de la estructura cerca de Santa Teresa porque no podía caminar.

Los hombres ahora se están recuperando en un refugio para migrantes en esta desolada ciudad fronteriza a casi 100 millas de donde fueron recogidos por la Patrulla Fronteriza. Fueron devueltos rápidamente a México bajo el Título 42, una política pandémica promulgada por la administración Trump y continuada por la administración Biden para controlar la propagación del Covid-19. Los funcionarios estadounidenses dicen que no tienen registro de los hombres que dijeron que resultaron heridos cuando fueron detenidos.

Pedro dijo que los agentes de la Patrulla Fronteriza le dijeron que lo enviarían a un hospital en Estados Unidos. 

"Pero para mi sorpresa, me dejaron aquí". Tiene yesos en ambas piernas y está sentado en una silla de ruedas en el refugio Tierra de Oro en Palomas, que está al otro lado de la frontera con Columbus, NM.

Jhon Jairo pasa la mayor parte de sus días acostado en una litera con dolor y lesiones en la espalda y la pelvis. Dijo que le dijo a los agentes de la Patrulla Fronteriza que lo encontraron al pie del muro que tenía un dolor severo, pero sus súplicas "cayeron en oídos sordos".

"Les dije que no podía moverme", dijo. "Pero dijeron 'levántate, levántate'. No sé dónde encontré la fuerza".

Ambos hombres dijeron que fueron enviados a México sin atención médica. El Paso Matters generalmente no publica los nombres completos de los migrantes para protegerlos de posibles represalias.

La Patrulla Fronteriza niega que esté desechando a migrantes heridos en México.

"Cuando sea evidente que alguien está herido, administraremos primeros auxilios y solicitaremos asistencia según sea necesario", dijo la jefa de la Patrulla Fronteriza del Sector de El Paso, Gloria Chávez, en un comunicado enviado por correo electrónico. Ella dijo que la asistencia médica puede incluir un agente de la Patrulla Fronteriza capacitado como médico de emergencia. técnico o "posiblemente un servicio de ambulancia dependiendo de la gravedad y complejidad de la lesión".

Los oficiales de inmigración disputan que los hombres en el refugio Palomas necesitaran atención médica cuando fueron expulsados a México.

“Nuestros registros indican que ninguna de las personas que usted menciona presentó enfermedad o lesión durante sus breves encuentros con nuestros agentes”, según un correo electrónico de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EU.

El pastor Rosalio Sosa, director de Red de Albergues Para Migrantes, o RAM, una red de refugios que incluye la instalación de Palomas, describe las acciones de los agentes de la Patrulla Fronteriza que devolvieron a los migrantes con lesiones graves como "negligencia".

Sosa dijo que la Patrulla Fronteriza envía habitualmente migrantes a Palomas con una variedad de lesiones, desde leves hasta graves, incluidos los que resultan heridos cuando caen de la valla fronteriza.

“Simplemente los recogen y los envían aquí. Sin silla de ruedas, nada. Ni siquiera un Tylenol ”, dijo Sosa.

El refugio en Palomas abrió el año pasado cuando entró en vigencia el Título 42. Es uno de los puntos de retorno de los migrantes detenidos y expulsados rápidamente.

En enero, la Patrulla Fronteriza detuvo a más de 2 mil 400 personas por día a lo largo de la frontera mexicana, según datos de CBP. Agentes del sector de El Paso, que incluye Far West Texas y todo Nuevo México, detuvieron a unas 340 personas por día el mes pasado.

CBP atribuye un aumento en los cruces desde abril a "varios factores, incluido el crimen subyacente y la inestabilidad en los países de origen de los migrantes, que se han visto exacerbados por la pandemia de Covid-19 en curso y las percepciones inexactas de cambios en las políticas de inmigración y seguridad fronteriza".

La Patrulla Fronteriza estima que entre el 20 de marzo de 2020 y el 4 de febrero de 2021, el 38 por ciento de todos los encuentros involucraron reincidencia o personas que han sido detenidas más de una vez. Las expulsiones no dan como resultado un registro de deportación, por lo que las personas que vuelven a ingresar después de una expulsión no estarán sujetas a cargos por delitos graves que pueden sucederles a quienes regresan después de que un juez haya ordenado la expulsión.

Más migrantes están trepando por la cerca fronteriza en el sector de El Paso, a menudo usando escaleras, según los residentes que viven cerca de la barrera en Puerto Anapra, al otro lado de Sunland Park. Eso es a pesar del hecho de que la administración Trump actualizó la barricada a una estructura de estilo bolardo de 30 pies de altura.

Los que caen pueden sufrir lesiones graves. "No todas las lesiones son visibles de inmediato", dijo Leva Jusionyte, autora del libro "Umbral: personal de emergencia en la frontera entre Estados Unidos y México". Ha trabajado como paramédico y es profesora de seguridad internacional y antropología en la Universidad de Brown.

“El protocolo para los socorristas es que si alguien se cae desde una altura de más del doble de su altura, debe ser evaluado en el hospital”, dijo Justionyte.

La valla fronteriza más alta es parte de una estrategia de aplicación diseñada para disuadir los cruces ilegales haciéndolo más difícil y peligroso.

"Pero eso simplemente no ha sucedido", dijo. “La infraestructura fronteriza se está volviendo más mortífera y las razones de la gente para mudarse también están aumentando, por lo que es solo una mala combinación”.

Rubén García, director de Annunciation House, una organización que brinda albergue temporal a migrantes y refugiados en El Paso, dice que su albergue está recibiendo a más migrantes con heridas graves por caerse de la valla fronteriza.

“Cuando digo heridas graves. Me refiero a piernas fracturadas en múltiples lugares, tobillos fracturados, caderas fracturadas, pelvis, costillas fracturadas, lesiones en la columna, una buena cantidad de personas con lesiones en la columna”, dijo García.

García dijo que el aumento "dramático" de las lesiones comenzó en los últimos seis meses a un año. Dijo que hasta tres migrantes a la semana que se han caído de la valla fronteriza llegan a Annunciation House. Primero son enviados al hospital por la Patrulla Fronteriza, según García. La mayoría de quienes reciben atención médica son mujeres de Centroamérica, dijo.

"No pueden sostenerse cuando están tratando de bajar y estás hablando de caídas que podrían ser de una cosa de 30 pies", dijo García.