El Paso

Desata polémica empleo de reos en la morgue

Ciudadanos piden no arriesgar sus vidas; juez del Condado destaca que es labor voluntaria que les beneficia

Roberto Carrillo/El Diario de El Paso / Desde el lunes de la semana pasada, detenidos por delitos menores laboran en apoyo al médico forense de El Paso, debido a la alta concentración de cadáveres por la pandemia. Les pagan dos dólares la hora

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

lunes, 16 noviembre 2020 | 06:00

Una nueva polémica surge ante la crisis sanitaria a nivel local por la pandemia. Un clamor en redes sociales pide a las autoridades que dejen de utilizar reos para movilizar cuerpos en la morgue de El Paso, en una medida que el juez del Condado ha justificado como parte de un programa voluntario que existe en los centros de detención de la ciudad.

Mientras el número de contagios y fallecimientos por Covid-19 en El Paso sigue en ascenso, este domingo se reportaron 6 fatalidades con lo que se alcanzó la cifra de 762 muertes exclusivamente por la pandemia, sin contar las de otros padecimientos.

Esta emergencia sanitaria orilló a las autoridades de Salud a habilitar morgues móviles refrigeradas, y pedir ayuda debido a que su personal es insuficiente para cumplir con la sobrecarga de trabajo que existe en la Oficina del Forense de la localidad.

“Los ‘trustees’ es un programa muy controlado”, dijo Ricardo Samaniego, juez del Condado de El Paso, sobre el programa que existe en los centros de detención y que permite a los internos realizar labores incluso fuera de prisión.

“Este programa tiene muchos años de funcionar, ellos andan por ejemplo en las carreteras, o ayudando con ciertas cosas en obras públicas, pero la ayuda que prestan ahora en las morgues va a ser temporal ya que la Guardia Nacional de Texas se va a hacer cargo del manejo y movilización de los cuerpos en breve”, dijo Samaniego a El Diario de El Paso.

Desde el pasado lunes se observó a reos, con sus característicos uniformes a rayas, entrar y salir de las instalaciones de la morgue empujando camillas con cuerpos inertes, portando a la vez equipo de protección como guantes, mascarillas, gorros y cubiertas plásticas en su cuerpo.

Sin embargo, en redes sociales se lanzó el siguiente exhorto: “Llama a los siguientes números para oponerte al uso de trabajo de prisioneros en las morgues de El Paso”, exhortó la paseña Cassandra Alicia en redes sociales, señalando los números telefónicos de la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso, el juez del Condado de El Paso, y del alcalde de El Paso.

En la consigna en redes se pide realizar las llamadas telefónicas para “expresar su disgusto”, por el uso de reos en las instalaciones del Médico Forense.

“Encima de los contagios masivos que hay en nuestras prisiones, estos paseños (reos) están siendo expuestos contra su voluntad al trauma y a una enfermedad mortal sin la protección y sin preocupación por su bienestar”, señala la consigna difundida en varios grupos y páginas de la red social Facebook.

“Nuestros ciudadanos encarcelados no son desechables, y es detestable que su labor sea utilizada bajo la insinuación de que lo son”, sostiene el exhorto que respalda un grupo de particulares.

Programa voluntario

En contraste al señalamiento de usuarios de las redes sociales, se han difundido a nivel internacional imágenes fijas y en video de los internos que transportan y acomodan cuerpos en las morgues móviles, todo ellos con equipo de protección, bajo la mirada de sus custodios.

“Teníamos personal muy limitado por la cantidad de casos de Covid-19, tanto que no podíamos movilizar los cuerpos, pero este programa es voluntario. Incluso se les da un poco de dinero y la protección necesaria para no exponerlos”, afirmó el juez Samaniego.

 “En un principio tratamos de utilizar voluntarios del Condado y se les hizo muy difícil, no hallábamos qué hacer, pero esta fue una opción que nos presentó el Sheriff”, sostuvo el funcionario.

La labor de los reos del programa “trustees” les permite recibir un pago de 2 dólares por hora, en jornadas de las 8 de la mañana a las 4 de la tarde.

“Cuidamos que ellos estén bien y que no vayan a ser un riesgo para la sociedad, de hecho los internos que participan en este programa están en seguridad mínima”, sostuvo el juez Samaniego.

Sobre el posible contacto que los reos puedan tener con los cuerpos de las personas fallecidas a causa de Covid-19, el juez señaló.

“Los cuerpos ya están bien cubiertos, los reos sólo participan movilizándolos y acomodándolos en las morgues móviles”, afirmó.

En cuanto a la posibilidad de reducir la sentencia de los reos, a cambio de la labor que realizan, el juez aclaró.

“Más que nada se les retribuye su labor con el pago que se les da, se les da dinero y ellos lo pueden utilizar cuando salgan, además al decir que estuvieron realizando estas obras o labores”, sostuvo.

“Una vez que alguna persona ha estado en la cárcel no se le dan muchas oportunidades al salir, por ello este programa les permite que ellos puedan contribuir por el bien de la sociedad, por ello se les paga un poco, pero el trabajo que realizan es completamente voluntario”, confirmó.

[email protected]