El Paso

Envían apoyo estatal para atender aumento de contagios

Relacionan el incremento de la enfermedad con la manera despreocupada en la que actúan los paseños

Associated Press

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

martes, 13 octubre 2020 | 06:00

Tal es la alerta por el incremento de casos de coronavirus que Greg Abbott, gobernador de Texas, anunció que el Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas (DSHS) y la División de Manejo de Emergencias de Texas (TDEM) enviaron personal médico y equipo de protección personal (PPE) a El Paso para ayudar a combatir el Covid-19 y apoyar hospitales de la región. 

Este despliegue de 75 miembros del personal médico, incluidas enfermeras y terapeutas respiratorios, se suma a los 169 empleados previamente desplegados en El Paso, informó la oficina del gobernador.

“Es vital que las comunidades de Texas que están experimentando un aumento en las hospitalizaciones tengan los recursos que necesitan para combatir el Covid-19”, dijo Abbott. 

“Este aumento de personal médico y recursos de protección ayudará a apoyar a los hospitales y al personal de primera respuesta de El Paso a medida que mitigamos la propagación de este virus. El estado de Texas continuará trabajando junto a los funcionarios locales y priorizará la salud y la seguridad de los texanos”, agregó.

DSHS informó que también se está trabajando con agencias de personal contratadas para garantizar que el personal esté disponible para ser enviado a las regiones que experimentan un aumento en las hospitalizaciones por Covid-19, como El Paso, para que el Estado pueda responder rápidamente a sus necesidades.

El lunes, autoridades locales reportaron el fallecimiento de dos personas más debido al virus. Aunque la tasa de mortalidad permanece bajo, por primera vez durante la pandemia de Covid-19, el Condado de El Paso superó los 6 mil casos activos de coronavirus.

Además, un nuevo récord en los pacientes hospitalizados se registró este lunes con 313 pacientes que reciben atención médica a causa del virus, una cifra tampoco antes vista durante la pandemia.

Despreocupación de paseños elevó casos

El repunte de casos en la región se produce luego de que líderes locales describieran el descuido de los residentes como fatiga del virus.

“A medida que continuamos experimentando la propagación en la comunidad y la fatiga por Covid, la cantidad de casos positivos y hospitalizaciones continuará aumentando en cifras récord a menos que todos y cada uno de nosotros asumamos la plena responsabilidad de nuestras acciones y promovamos el cambio como hemos estado apelando, exigiendo y mendigando”, dijo el doctor Héctor Ocaranza, de la Autoridad de Salud local de la Ciudad-Condado.

Y es que, existe una preocupación latente sobre el número creciente de casos positivos entre las personas en sus veintes y treintas. Los datos sugieren que estos dos grupos de edad parecen haber contraído el virus mientras estaban en público y no tomar las precauciones de seguridad adecuadas para incluir la práctica del distanciamiento social, lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón y cubrirse la cara.

Al otro lado de la frontera, la Región Juárez, que comprende diez municipios de la zona fronteriza con Estados Unidos, cambió el lunes su semáforo epidemiológico por Covid-19 de color amarillo (riesgo moderado) a color naranja (alto riesgo).

El secretario de Salud advirtió que si los chihuahuenses siguen con el ánimo relajado y no extreman aún más las medidas sanitarias de precaución, probablemente todo el estado vuelva a pasar a semáforo naranja.