El Paso

Fallece abuelo de sobreviviente de masacre en Walmart

Su hijo y su nuera fallecieron en el tiroteo del 2019

Jaime Torres / El Diario de El Paso / Gilberto Anchondo junto a su nieto Paul Gilbert, en mayo de 2020

Jaime Torres / El Diario de El Paso

sábado, 20 febrero 2021 | 06:00

Familiares y amigos de Gilberto Anchondo, el abuelo y tutor del pequeño Paul Gilbert, el sobreviviente más joven de la masacre de Walmart,  ocurrida en agosto 3 de 2019, dieron a conocer su muerte.

Anchondo, quien ese día perdió a su hijo André Pablo y a su nuera Jordan en un acto de protección a su bebé, falleció el jueves por la noche mientras recibía atención médica en un hospital local.

“Otro miembro de la familia se fue demasiado pronto, me mostró cómo perdonar y estar agradecido con la vida”, escribió Adra Renee González, en un mensaje expuesto en sus redes sociales. “Descanse en paz Gilbert Anchondo, lo extrañaremos mucho”.

Para costear el funeral la familia y amigos abrieron una cuenta de GoFundMe a la vez que solicitaron el apoyo económico de la comunidad. Su meta es recaudar 5 mil dólares y hasta el cierre de esta edición llevaban colectados alrededor de 3 mil. 

“El señor Gilbert Anchondo fue un padre, esposo, abuelo, dueño de una tienda y un amigo leal increíble... El último deseo de Gilbert es ser enterrado junto a su hijo Andre”, señala el sitio de GoFundMe, la página web de recaudación de donativos más grande del mundo.

Al mismo tiempo aparecieron las muestras de apoyo y reconocimiento a la familia por parte de líderes y empresarios de la localidad. Ángel Gómez, dirigente de la agrupación Operation HOPE, dijo que su organización, junto con Perches Funeral Home, ayudaría en los arreglos del funeral de Anchondo.

En vida Gilberto Anchondo fue considerado como un gran ejemplo de resistencia y perdón, luego del trágico acontecimiento que dejó como saldo 23 muertes y 23 sobrevivientes.

 Y es que dentro de su formación como marista, al graduar de un colegio católico, aprendió progresivamente a armonizar la fe, cultura y vida.

Desde la muerte de su hijo y su nuera, Anchondo y su esposa Brenda cuidaron de su nieto y en mayo de 2020 y vistiéndolo con un traje de Príncipe celebraron su primer año de vida  con un vistoso desfile en medio de la pandemia.

“Queremos que recuerde que todos aquí en el área de El Paso y en nuestra comunidad lo apoyan. No está solo”, dijo ese día el feliz abuelo a los asistentes mientras lo sostenía en brazos. 

En diversas entrevistas concedidas a los representantes de los medios de comunicación Anchondo, siempre sereno, dijo haber perdonado al asesino de su hijo: “Le perdono porque no estaba en sus cabales. Tenía el demonio dentro. Soy un gran creyente y le perdono por lo que hizo”.

De igual forma y durante la entrega de rosarios bendecidos por el Papa Francisco, dirigida por el obispo Mark Seitz en las instalaciones de la Diócesis de El Paso, agradeció el gesto de la iglesia católica al reconfortar, dar un poco de paz y consuelo a los integrantes de las familias afectadas.

“El recibir esta encomienda del Santo Padre es el honor más grande que he tenido en la vida. Esto que ha venido del Papa es un gran honor como católico y devoto de la virgen María”, dijo en esa ocasión, tras mostrar el símbolo de la organización marista, el cual dijo, representa un gran orgullo que llevaría siempre en su corazón, hasta la muerte.

Al momento los familiares de Gilberto Anchondo no han dado a conocer la fecha ni el lugar de las honras fúnebres.