El Paso

Invalida Corte de Apelaciones cierres de negocios en El Paso

Considera que tribunal de primera instancia cometió un error al fallar a favor de Juez del Condado

Staff
El Diario de El Paso

viernes, 13 noviembre 2020 | 18:07

El Paso.- Una Corte de Apelaciones de Texas falló en contra de la Orden 13 del Condado, que exige el cierre de negocios no esenciales –incluyendo comedores de restaurantes, salones de belleza y uñas, gimnasios y talleres de tatuajes– para frenar la pandemia.

En respuesta a la demanda de un grupo de diez restauranteros y el Procurador General de Texas, la Octava Corte de Apelaciones, con sede en El Paso, determinó que estas empresas podrán seguir operando mientras se alcanza un veredicto final en el sistema legal de Texas.

“El Tribunal ha considerado esta causa en el expediente y concluye que hubo un error en la denegación del tribunal de primera instancia de la solicitud de interdicto temporal de los apelantes”, señala el fallo de la Corte de Apelaciones.

Con una votación de 2-1, la Octava Corte de Apelaciones reenvió el caso al juez Joe Moody, del Tribunal de Distrito 34, quien la semana pasada falló a favor de la orden de cierres emitida el 29 de octubre por el juez del Condado, Ricardo Samaniego, y extendida hasta el 1 de diciembre el pasado miércoles.

El argumento del tribunal de segunda instancia es que Moody incurrió en una serie de fallas al dar a conocer su veredicto, por lo cual se le ordena que él sea quien notifique al Condado de que el cierre de negocios viola las leyes de Texas.

“El Tribunal ha considerado esta causa en el expediente y concluye que hubo un error en la denegación del tribunal de primera instancia de la solicitud de interdicto temporal de los apelantes”, señala el fallo dado a conocer el viernes por la tarde.

El jueves, la Octava Corte de Apelaciones detuvo de manera temporal la orden de Samaniego; con su decisión del viernes ordena al Condado que se desista de aplicar la instrucción de cierre de negocios no esenciales. 

“Así como un sirviente no puede tener dos amos, el público no puede tener dos conjuntos de reglas para vivir, particularmente en una pandemia y cuando esas reglas conllevan sanciones penales que afectan sustancialmente la vida y el sustento de las personas ", dijo la opinión del tribunal.

El texto hace referencia al hecho que, bajo las leyes de Texas, es el gobernador quien tiene la potestad de declarar desastres en los diferentes condados y establecer cierres de negocios o frenar algunas actividades si así les corresponden.

En el momento en que Samaniego ordenó el cierre de negocios no esenciales, fue cuestionado no sólo por los empresarios restauranteros, quienes desacataron la orden, sino por el propio alcalde de El Paso, Dee Margo, quien pidió la opinión jurídica del Procurador del Estado, Ken Paxton.

"Gran parte de la Ley de Desastres (de Texas) tiene como premisa promover la cooperación entre los niveles de gobierno en beneficio de los ciudadanos de Texas. La falta de un organigrama claro con un líder y una cadena de mando definidos es antitético para promover la cooperación. Ahora que este Tribunal ha hecho su trabajo para definir ese organigrama, dejamos en manos de los líderes políticos del Estado y de esta región, cuyos motivos son irreprochables, que nos conduzcan de manera cooperativa a través de este desastre sin precedentes ”.