El Paso

Legaliza Nuevo México mariguana recreativa

Es el estado número 16 en hacerlo; retirarán cargos a usuarios de la droga

Archivo

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

viernes, 02 abril 2021 | 06:00

Nuevo México se convertirá en el decimosexto estado en legalizar la mariguana recreativa después de que la Legislatura aprobara un proyecto de ley el miércoles, uniéndose a un movimiento nacional para repensar las leyes antidrogas que se ven cada vez más como impedimentos para la justicia racial y la economía.

Durante años, la lucha para legalizar la mariguana se había estancado en el Senado de Nuevo México. Sin embargo, una sesión especial del miércoles por la noche hizo historia ya que tanto el Senado como la Cámara de Representantes aprobaron un proyecto de ley para legalizarla para personas mayores de 21 años.

La legalización de la mariguana supone un problema para los condados de Texas, como El Paso, que colindan con Nuevo México, ya que la cercanía geográfica facilita que los residentes texanos crucen la línea divisoria para consumir la droga y regresen a sus casas sin tener que desplazarse.

La gobernadora de NM, Michelle Lujan Grisham, una demócrata, dijo que firmaría el proyecto de ley, que también eliminaría los antecedentes penales de las personas que poseían mariguana para uso personal. Ella dijo en un comunicado que los trabajadores, empresarios y el Gobierno se beneficiarían de la nueva industria, creando empleos e ingresos fiscales.

“Y aquellos que han sido perjudicados por la fallida guerra contra las drogas de este país, desproporcionadamente comunidades de color, se beneficiarán del nuevo enfoque inteligente, justo y equitativo de nuestro estado para condenas pasadas de bajo nivel”, dijo.

El proyecto de ley se aprobó el mismo día en que el estado de Nueva York legalizó la mariguana recreativa. Los legisladores de ambos estados dijeron que estaban motivados para producir una industria legal generadora de ingresos fiscales que antes operaba clandestinamente, y para poner fin a los arrestos por delitos menores.

Según la ley de Nuevo México, a las personas mayores de 21 años se les permitiría tener hasta 2 onzas de mariguana, y las personas podrían tener seis plantas en casa, o hasta 12 por hogar. Las ventas comenzarían a más tardar en abril de 2022 y se gravarían al 12 por ciento, que eventualmente aumentarían al 18 por ciento, más los impuestos sobre los ingresos brutos.

La industria será regulada por el Estado y producirá un estimado de $20 millones en ingresos para el estado en 2023, más $10 millones para los gobiernos locales, según un análisis fiscal citado por The Albuquerque Journal.

La medida de Nuevo México es parte de un consenso creciente en los Estados Unidos a favor de la despenalización de la mariguana, con el 91 por ciento de los estadounidenses en 2019 apoyando el uso médico legal o recreativo, según el Centro de Investigación Pew. Los votantes en Arizona, Montana, Nueva Jersey y Dakota del Sur optaron por legalizar la mariguana recreativa en noviembre, mientras que Mississippi y Dakota del Sur se convirtieron en los estados 34 y 35 en permitir la mariguana medicinal.

El proyecto de ley de Nuevo México pasó por alto las objeciones republicanas, pero no todos se opusieron a la legalización; algunos simplemente se enfrentaron sobre los detalles, incluida la forma en que la industria sería gravada, autorizada y regulada.

“Esta es una victoria significativa para Nuevo México. Los trabajadores se beneficiarán de la oportunidad de desarrollar carreras en esta nueva economía. Los empresarios se beneficiarán de la oportunidad de crear nuevas empresas lucrativas. Los gobiernos estatales y locales se beneficiarán de los ingresos adicionales”, dijo la gobernadora por escrito.

Insistió en que los consumidores se beneficiarán de la estandarización y regulación que viene con una industria de buena fe.

 Agregó que los habitantes de Nuevo México habían “abogado, presionado y negociado por esta medida” y ahora lo han conseguido. 

“Me siento inmensamente orgullosa de haberlo cumplido. Pero ese sentimiento se ve empequeñecido por la gratitud que siento por los defensores bien informados, hacia los miembros de la comunidad de todo el estado, urbanos y rurales, de todas las regiones, quienes se han comprometido a presionar por esto, hacia los líderes de la Legislatura que nos ayudaron a cruzar este gran umbral”, expuso.

Un reto para Texas y El Paso

La preocupación de las autoridades de Texas ha salido a la luz debido al temor de que muchos “desdibujen” las fronteras de Nuevo México y Texas.

En el Condado de El Paso, Carlos Enríquez, jefe del Departamento de Policía de Anthony –ciudad que limita con su homónima de Nuevo México– dijo que la legalización será un “desafío”, principalmente porque se deberá “educar” a la población ya que Nuevo México está a tan sólo unos metros de distancia.

“Aunque la mariguana será legal en Anthony, Nuevo México, a sólo unos metros de distancia en Anthony, Texas, aquí seguirá siendo ilegal”, dijo Enríquez.

“Va a ser un desafío para nosotros. No sólo en el lado de las leyes, por la parte de la educación”, añadió.

Por su parte, Enrique Carillo, portavoz del Departamento de Policía de El Paso (EPPD), dijo que las leyes de Texas continuarán para aquellos que incumplan, a pesar de que las distancias son sumamente cortas.

“Lo que es importante tener en cuenta es que las leyes de Nuevo México se aplican a Nuevo México; las leyes estatales de Texas no han cambiado y se seguirán aplicando todos los estatutos, incluida la posesión de mariguana”, finalizó Carrillo.