El Paso

Libran pelea contra el hambre

Requiere El Pasoans Fighting Hunger voluntarios y donaciones para proveer alimento a quien lo necesita

Especial

Jaime Torres / El Diario de El Paso

lunes, 16 noviembre 2020 | 06:00

Conforme se incrementan los casos positivos de Covid-19 en la ciudad la necesidad de alimentos se agudiza entre la población por lo que directivos de El Pasoans Fighting Hunger (EPFHFB) requieren de la ayuda comunitaria tanto en donaciones como de personal voluntario para enfrentar la demanda.

Y es que de acuerdo a Susan Goodell, directora ejecutiva de EPFHFB el banco de alimentos de El Paso enfrenta el desafío de no contar con suficientes alimentos ya que solo les quedan suministros para menos de dos semanas

“El desafío se presenta cada vez que vemos picos altos de casos positivos de covid en la ciudad y eso significa que tendremos más personas necesitadas”, externó la funcionaria.

Aunque recientemente los comisionados del Condado de El Paso aprobaron recursos por un monto de 250 mil dólares al banco de alimentos, asignados por la Ley federal CARES, lo cierto es que se desconoce la fecha de entrega de ese dinero.

De acuerdo a Goodall todos los días enfrentan muchos desafíos para obtener alimentos o bien para encontrar voluntarios y mano de obra para distribuir alimentos en los diversos centros de distribución que operan en la ciudad.

Los retos no son privativos de El Paso sino de todos los bancos de alimentos del país, que están teniendo dificultades para llenar sus almacenes y satisfacer la demanda ciudadana que sufre por la crisis sanitaria.

“La cadena de suministro no es lo que era antes de Covid”, dijo la directora tras enfatizar que la pandemia ha dado un giro drástico en la distribución de comida aquí en la ciudad.

Sin embargo, y visiblemente optimista y positiva aseguró que este banco de alimentos seguirá encontrando fuentes de alimentos, financiando recursos porque, “francamente, tenemos que hacerlo”, dijo Goodell, luego de agradecer la ayuda de las organizaciones locales y al grupo de voluntarios, que al ingresar se convierten en guerreros contra el hambre.

Cada día los voluntarios de EPFHFB comparten sus habilidades y tienen un gran impacto en la organización. La experiencia de cada voluntario es diferente, por ejemplo, en banco de alimentos, necesitamos ayuda para surtir y empacar alimentos, distribuir alimentos y coordinar a los que nos visitan cada día, se dijo. 

En un recorrido realizado por este medio en el centro de distribución, ubicado en el 9541 Plaza Circle, en el Valle Bajo, se pudo observar una gran afluencia de padres de familia que acudieron a recoger su despensa semanal.

“Cada semana venimos mi esposa y yo a recoger estos alimentos que son de gran utilidad para nuestra familia, es una gran ayuda”, externó Juan, quien junto con su esposa esperaban en fila.

Él, al igual que miles de residentes tienen que esperan de media hora hasta más de dos horas para recoger su despensa, dependiendo la hora y el día en que acudan. Sin embargo asegura que no importa el tiempo que le lleve porque vale la pena. 

Ese día la familia Aguilar se llevó a casa una caja de calabazas, leche, yogurts, batido de huevo con salchichas, entre otros alimentos. “Es variado cada vez que venimos es una despensa diferente”.

A decir de los directivos el Banco de Comida ha registrado un récord de entregas en cuanto a la distribución de despensas al mantener sus estantes llenos de alimentos y aseguran que continuaran haciéndolo con la ayuda de la comunidad, organizaciones e instancias de Gobierno.

No obstante y a pesar de las estrategias implementadas para la distribución requieren del voluntariado para poder seguir ofreciendo con eficiencia el servicio a la comunidad necesitada.

“Nuestra misión es combatir la crisis del hambre en nuestra región comprando y distribuyendo estratégicamente alimentos nutritivos a través de socios comunitarios ... porque nadie debería pasar hambre”, expresó Goodell.

Este centro ofrece ayuda a 138 mil personas para que tomen 3 comidas al día y a diario reciben hasta 225 llamadas pidiendo entrega a domicilio para las familias con infecciones por el coronavirus.

Las personas interesadas en hacer un donativo al banco de alimentos de El Pasoans Fighting Hunger, puede hacerlo por correo, teléfono o en linea.

Por teléfono comunicarse al 915-298-0353; por correo puede enviar su cheque a El Pasoans Fighting Hunger Food Bank 9541 Plaza Circle,

El Paso, TX 79927 o bien ingresar a la página oficial:  https://elpasoansfightinghunger.org/donate