Espectáculos

Atrae Naian miradas en Venecia

La actriz mexicana interpretó a Marianne en la oscura película distópica de Franco 'Nuevo Orden'

Mario Abner Colina
Agencia Reforma

sábado, 12 septiembre 2020 | 17:02

Ciudad de México— Además de lo impactante y doloroso de la trama de Nuevo Orden, la película de Michel Franco que ganó el Gran Premio del Jurado en la Mostra de Venecia, un nombre se repitió entre las críticas internacionales: Naian González Norvind.

La actriz mexicana interpreta a Marianne, hija de un millonario empresario mexicano, quien está a punto de casarse cuando estalla una revolución de los desheredados contra el 1 por ciento más rico de la población del país .

En la oscura película distópica de Franco, calificada de perturbadora, el punto de vista de la joven es de suma trascendencia, uno de sus corazones.

"El proyecto representó un reto muy grande actoralmente, nunca había hecho algo así. Me confronté con las situaciones más difíciles y oscuras que he tenido en mi carrera en cuanto a personajes.

"Estoy súper orgullosa y satisfecha de que la gente haya respondido tan bien", dijo desde Venecia la actriz .

Naian, reconocida a nivel internacional por series como Gotham y Blue Bloods, aseguró que Nuevo Orden obliga al espectador a mirar de frente una realidad que es muy fácil ignorar: la desigualdad social.

"Va a tocar una herida abierta, no sólo en México sino en el mundo, nos va a obligar a ver un lado de la sociedad que es feo: la desigualdad, la injusticia, la impunidad, la corrupción, la violencia a la menor provocación, y la violencia

como consecuencia de décadas de opresión sobre los menos afortunados.

"Va a remover las aguas y sacar a la luz descontento. A mí me pasó que me aterró. Espero que nunca lleguemos a eso. La película es una advertencia para que cambiemos el curso de la historia", reflexionó del otro lado del teléfono .

Antes de festejar con el resto del elenco, director y productores por el triunfo de Nuevo Orden, Naian dijo que iba a intentar cumplir un sueño de fan: abrazar a Cate Blanchett, la presidenta del jurado que premió al filme mexicano.

"Después de que me me aviente, puedo morir tranquila", dijo sobre la actriz australiana, a quien admira profundamente.