Espectáculos

Cambia el guion

Divide Oscar opiniones al exigir que a partir del 2024 la candidatas a mejor película cumplan con cuota de inclusión y diversidad

Natalia Piña / El Diario

jueves, 10 septiembre 2020 | 06:00

Después de años de críticas por la falta de diversidad entre los nominados y ganadores de los premios Oscar, la Academia de cine de Hollywood hizo un anuncio histórico: Existen nuevas y estrictas normas de elegibilidad para la categoría de Mejor Película. 

A partir de 2024, en la nonagésima entrega de los galardones, las cintas que busquen figurar en la lista de nominadas al premio más codiciado de la industria deberán cumplir con un número mínimo de empleados en el reparto, equipo de producción y administrativo de minorías étnicas muy poco representadas.

“El cambio empieza ahora. Anunciamos nuevos estándares de representación e inclusión para la elegibilidad de Mejor Película, empezando por la edición 96 de los premios Oscar”, publicó la Academia el pasado martes en Twitter. 

Con este mensaje la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS, por sus siglas en inglés) no sólo logró sorprender a miles de personas en todo el mundo, también consiguió crear una gran discusión en redes sociales, dejando a todos divididos. 

En Twitter, más de ocho mil 700 personas de distintos países han compartido la publicación original de la AMPAS con opiniones como las siguientes: “Esto es una desgracia” (@Ddallre), “Al parecer el talento real ya no significa nada” (@airstation86), “Bueno, al menos esto es un comienzo” (@EmmaButtSound) y “Cambio es igual a equidad” (@Kathy_Hsieh).

La razón de toda la controversia se debe a que, para cumplir con el estándar de representación en pantalla, las obras que busquen figurar en la categoría de Mejor Película tendrán que cumplir al menos dos de los cuatro criterios diseñados para mejorar las prácticas de contratación y la representación dentro y fuera de la pantalla.

Los primeros criterios exigen que al menos uno de los actores principales o un actor secundario significativo sea de un grupo étnico o racial subrepresentado, ya sea asiático, hispano, afro descendiente, indígena, nativo americano, del Medio Oriente, hawaiano o de otras islas del Pacífico; que el treinta por ciento de todos los actores en roles secundarios o menores provengan de dos de las siguientes categorías: mujeres, LGBTQ, un grupo racial o étnico subrepresentado o aquellos con discapacidades cognitivas o físicas; o que la historia principal se centre en un grupo subrepresentado.

Mientras que, las dos últimas medidas, se refieren a la capacitación de grupos insuficientemente representados y a la diversidad en equipos de comercialización y distribución. 

“Van a escuchar a un montón de personas quejarse, pero muchas veces se tiene que forzar el cambio”, opinó el usuario @StarkyLuv73 en los comentarios de la publicación en la red social y @JohnDiglesias replicó: “Esto no es cambio. Esto es decirles a los artistas como hacer películas, a quiénes deberían contratar, que personajes deberían escribir. Es como decirle a la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación (Recording Academy) que sólo cierto tipo de canciones pueden competir por un Grammy. Es un terrible precedente”. 

Estas medidas son parte de un esfuerzo continuo de la Academia para mejorar la inclusión tanto dentro de la organización como en las películas que premia, pues desde hace cinco años la Academia ha sido criticada por presentar listas de actores totalmente blancos al momento de la nominación, una falla que muchos atribuyen tanto a la composición homogénea de la organización como a la industria en general. 

A partir de 2022, para la edición número 94 de los Oscar, y nuevamente en 2023, para la 95, cada candidato a Mejor Película debe enviar primero un “formulario estándar de inclusión” de la academia para ser considerado elegible. Luego, en 2024, para calificar, una película debe cumplir con dos de los cuatro estándares.

#OscarsSoWhite

En los últimos años la Academia se ha esforzado por diversificar su membresía en respuesta a la etiqueta #OscarsSoWhite (El Oscar es tan blanco), que surgió en 2015 después de que la organización no nominara a ningún actor afroamericano para los premios. 

Los líderes de la academia prometieron duplicar el número de miembros afroamericanos y mujeres para 2020, y lo cumplieron. Este verano invitaron a 819 nuevos miembros, incluidas las actrices Yalitza Aparicio, Awkwafina y Zendaya, a unirse. Aun así, la organización sigue siendo predominantemente blanca (81 por ciento) y masculina (67 por ciento).

Respecto a la nonagésima tercera edición de los premios Oscar, se anunció que tendrá lugar hasta el 25 de abril de 2021.