Espectáculos

Fotos y video: 'Juarense' narra la historia de cómo llegó al certamen Miss Universo en 1972

A sus 17 años, ella sólo tenía un sueño: convertirse en educadora. Lamentablemente, no pudo cumplir su ilusión; en cambio, se convirtió en Miss México y participó en Miss Universo

/ En esta imagen, Mary Carmen fue captada en el aeropuerto de Mérida a punto de entrar al jet que la llevaría al concurso final en Puerto Rico. De esta experiencia, asegura que obtuvo muy buenas amistades con las representantes de Uruguay, Perú, Argentina, Chile y Brasil, y que, al igual que en Miss México, además de ser una situación emocionante y muy bonita, también era físicamente muy desgastante por todo el trabajo que representaba.
/ Maricarmen recuerda que, por suerte, antes de competir en la vigésima primera edición de Miss Universo el 29 de julio de 1972 en Puerto Rico, cumplió la mayoría de edad (el día 16 del mismo mes), que era un requisito indispensable para concursar
/ En abril ganó Señorita Juárez y Señorita Chihuahua, y el 13 de mayo de 1972, aún con 17 años, se convirtió en Señorita México en el Hotel Camino Real de la Ciudad de México, tras arduas semanas de preparación. La ciudad de Chihuahua se vistió de gala con el triunfo de Mary Carmen Orozco Quibrera, quien fue objeto de un grandioso recibimiento por parte de sus habitantes, autoridades de turismo estatal y representantes del estado
/ Maricarmen dice que la experiencia ha sido inolvidable y que contarla es para ella muy emocionante todavía
/ El trabajo de ser miss, dice Maricarmen, es desgastante físicamente, pero vale la pena el esfuerzo, según recuerda la exreina de belleza
/ María del Carmen Orozco Quibrera cuenta desde su residencia en Dallas, Texas cómo llegó hasta Miss Universo.
/ A pesar de no haber figurado en el top 12 de finalistas, ella guarda con mucho cariño todo lo que vivió en el certamen y se alegra de que Lupita Jones se haya convertido en la primera Miss Universo mexicana en 1990. ‘Para mí de cualquier forma es un gran orgullo, como persona, haber participado en un concurso de Miss Universo, es un gran orgullo haber representado a Ciudad Juárez’

Natalia Piña
El Diario de Juárez

miércoles, 02 septiembre 2020 | 06:00

Saber que desde hace décadas Ciudad Juárez y Chihuahua han tenido un lugar especial en la historia del entretenimiento y de los espectáculos a nivel nacional e internacional debido a sus grandes talentos, es motivo de gran orgullo para la región.

Por ello, no es de sorprender que las redes sociales hayan explotado de emoción cuando, el 21 de julio, la página oficial de Miss Universo compartió el video del certamen de 1972. En este fragmento del pasado, se escucha decir a Miss México, fuerte y claro: “Buenas noches. Maricarmen Orozco de Ciudad Juárez, Chihuahua”.  

María del Carmen Orozco Quibrera, nacida en Chihuahua y criada en Ciudad Juárez, fue la segunda juarense en resultar coronada como la representante de México para competir en Miss Universo, tras Olga Llorens Pérez-Castillo en 1952 (año el que nació el título de Miss México en el país).

En entrevista telefónica con El Diario de Juárez, María del Carmen Orozco Quibrera cuenta desde su residencia en Dallas, Texas como llegó hasta Miss Universo. Asegura, que al hablar de su experiencia se transporta “a aquellos tiempos tan bonitos” de su juventud.

“Cada vez que hablo de eso es como si lo volviera a vivir, fue una experiencia hermosa en mi vida, hermosa, como ninguna (…) Yo nací en la ciudad de Chihuahua, mis padres vivían en Chihuahua y pues ahí nací yo, pero cuando yo tenía tres años se fueron a vivir a Juárez. Entonces, yo me considero de Juárez, yo crecí en Juárez, yo amo a mi ‘Juaritos’. Mi corazón está con Ciudad Juárez, Chihuahua”, expresa.

Maricarmen recuerda con gran cariño que ella creció en la colonia Chaveña y que, antes de convertirse en Señorita Juárez, no tenía ninguna experiencia en el modelaje. De hecho, confiesa que todo su paso por el certamen local, estatal, nacional e internacional, fue cosa del destino.

En 1972, a sus 17 años, ella sólo tenía un sueño: convertirse en educadora. Lamentablemente, no pudo cumplir su ilusión debido a que en ese tiempo sólo podía obtener el grado en educación en la ciudad de Chihuahua y esto, no estaba dentro de sus posibilidades.  

“En ese año me metí a trabajar en Opticlinic, una óptica que está por la 16 de Septiembre y Francisco I. Madero, y en ese tiempo empezaron las publicaciones y los cartelones en toda la ciudad, en los aparadores de los negocios, invitando a las señoritas a que se inscribieran al concurso de Señorita Juárez”

“Era la primera vez que se hacía la convocatoria a todo el público, ese fue el primer año, 1972, en que realmente se hizo en el estado de Chihuahua. Un concurso oficial como tenía que haber sido siempre, porque los años anteriores mandaban a una representante de Chihuahua, pero no había concurso, sólo la escogían y la mandaban”, explica.

Dice, que sus amistades y conocidos, quienes con cariño la llamaban Maricarmen, le pidieron que participara en el concurso, pero ella les dio un rotundo “no”.

“Yo decía: ‘Yo que voy a andar haciendo en eso’, me daba pena. Además, pensaba, ‘¿Qué tal si me inscribo, voy y no gano? Qué vergüenza’. Yo no quería para nada, me insistieron mucho y yo simplemente decía que no me interesaba para nada”, asegura entre risas. 

Entonces, ¿cómo es que aquella joven llegó a convertirse en Miss México? Todo sucedió así: el último día de la convocatoria, una de sus compañeras de trabajo y su jefe la llevaron del brazo hacia el lugar de las inscripciones con la falsa promesa de que se dirigían hacia otro lugar para convivir, como normalmente lo hacían. Al llegar a las oficinas, Maricarmen se dio cuenta que la intención de ellos era inscribirla en el concurso y, por amabilidad, ‘no salió corriendo’. En ese momento ella no traía ninguno de los documentos que se solicitaban como parte de los requisitos, tan sólo dejó su nombre y dirección. “En aquel tiempo no había celulares”, bromea. 

Ella prometió que al día siguiente llevaría los documentos, pero no lo hizo. Simplemente dejó pasar el tiempo, no les comentó a sus padres y ni siquiera se presentó en la fecha del concurso Señorita Juárez en abril, pero, para su sorpresa, otra de las jovencitas inscritas tampoco acudió debido a que sus padres no le permitieron participar y los organizadores decidieron cambiar la fecha del certamen. 

Un día, rememora Maricarmen, llegó a su casa y en la sala estaban sentados tres hombres junto a su madre. Se trataba de los organizadores de Señorita Juárez, quienes fueron a la casa de la joven para pedirle permiso a sus padres para que la dejaran participar. Tras horas de insistencia, la madre de Maricarmen aceptó y lo demás es historia. 

En abril ganó Señorita Juárez y Señorita Chihuahua, y el 13 de mayo de 1972, aún con 17 años, se convirtió en Señorita México en el Hotel Camino Real de la Ciudad de México, tras arduas semanas de preparación.

“Cuando quedé entre las 10 finalistas yo no podría creer que no había sido eliminada en la primera etapa y yo decía: ‘Wow. Ya estoy en el décimo lugar de 42’ (en ese entonces era una representante por cada estado y 10 del Distrito Federal). Ya me sentía contenta de no haberle fallado a Chihuahua”.

“Yo pensaba que iba a ganar Yucatán (…) Me acuerdo que Pedro Ferriz, que en aquel tiempo era un comentarista muy famoso, nos manda a llamar a Gloria Gutierrez y a mí. Gloria Gutiérrez era del D.F. Yo dije: ‘Ya ganó Gloria’, pero yo no cabía ya de felicidad por mi segundo lugar. ¿Y cuál fue mi sorpresa? Que yo fui la coronada”, narra y agrega: “Es algo que todavía lo platico, ya hace 48 años de eso, y todavía pregunto: ‘¿Por qué?, ¿por qué yo? Fue una oportunidad que la vida me dio y lo agradezco de todo corazón. Fue una hermosa experiencia que siempre la voy a llevar en mi corazón”.

Juarense universal

Maricarmen recuerda que, por suerte, antes de competir en la vigésima primera edición de Miss Universo el 29 de julio de 1972 en Puerto Rico, cumplió la mayoría de edad (el día 16 del mismo mes), que era un requisito indispensable para concursar. 

De esta experiencia, asegura que obtuvo muy buenas amistades con las representantes de Uruguay, Perú, Argentina, Chile y Brasil, y que, al igual que en Miss México, además de ser una situación emocionante y muy bonita, también era físicamente muy desgastante por todo el trabajo que representaba. 

“Yo llevé un traje típico que me hicieron en el Distrito Federal unos modistas, con un penacho enorme. Se hizo toda una polémica cuando regresé de Puerto Rico porque nunca me hablaron para caminar y practicar con ese penacho, nada más me midieron el tamaño de la cabeza para hacer el penacho”. 

“Cuando me lo llevo en el avión no hubo problema, era precioso, el atuendo era hermoso (…) Llegó yo, me pongo el penacho, y si ven el video me la paso con la mano arriba deteniendo el penacho. Sufrí mucho, tengo ese mal recuerdo, simplemente porque traía el cuello todo doblado, me pesaba tanto, que cada vez que daba la vuelta sentía que me iba a ir junto con él”, comenta.

A pesar de esto, y de no haber figurado en el Top 12 de finalistas, ella guarda con mucho cariño todo lo que vivió en el certamen y se alegra de que Lupita Jones se haya convertido en la primera Miss Universo mexicana en 1990.

“Para mí de cualquier forma es un gran orgullo, como persona, el haber participado en un concurso de Miss Universo, es un gran orgullo haber representado a Ciudad Juárez”, concluye.

Regresa la reina a Chihuahua

María del Carmen, quien actualmente es contadora y vive junto a su esposo en Dallas, Texas, regresará a Chihuahua el próximo sábado 31 de octubre como invitada y juez del certamen de belleza Miss México 2020.

“Estoy muy emocionada. Con mucho gusto y con todo mi corazón, yo los acompañaré. Tengo el honor de que se acordaron de mí”, manifiesta. 

Este año el concurso tendrá como escenario la Sierra Tarahumara y en él se seleccionará a la representante que irá a jugársela por el país en la septuagésima edición de Miss Mundo. 

(Con información de Susuky Cortez)

¡Conócela!

Maricarmen Orozco 

Miss México 1972

Nombre completo: María del Carmen Orozco Quibrera 

Lugar y fecha de nacimiento: Chihuahua, Chihuahua, el 16 de julio de 1954

Edad: 66 años 

Residencia: Dallas, Texas en Estados Unidos

Ocupación: Contadora 

Estudios: Primaria Miguel Ahumada, Secundaria Estatal Juan Alanís No. 4 y la preparatoria Francisco Villa