Espectáculos

Viuda de Larry King disputa un testamento escrito a mano

Según sus abogados, King acababa de sufrir un derrame cerebral y era susceptible a "influencias externas"

Associated Press

Agencias

miércoles, 17 febrero 2021 | 11:37

La viuda de Larry King ha acudido a los tribunales para impugnar un testamento escrito a mano que pretende dividir el patrimonio del presentador del programa de entrevistas entre sus hijos.

Shawn Southwick King sostiene que su esposo tenía una “capacidad mental cuestionable” en el momento en que se firmó el testamento, solo dos meses después de que solicitó el divorcio. Según sus abogados, King acababa de sufrir un derrame cerebral y era susceptible a "influencias externas".

King murió el 23 de enero a la edad de 87 años. Le sobrevivieron Shawn y sus dos hijos, Cannon y Chance, así como Larry King Jr., un hijo de una relación anterior. En el momento de su muerte, el divorcio no se había finalizado.

En una petición presentada el 10 de febrero, Larry Jr. presentó el testamento escrito a mano, con fecha del 17 de octubre de 2019, que establece que King quería que "el 100 por ciento de mis fondos se dividiera equitativamente entre mis hijos".

En ese momento, King tenía cinco hijos. Dos de ellos, Chaia y Andy, murieron con semanas de diferencia en 2020.

En su presentación del martes, Shawn sostiene que el testamento escrito a mano "no tiene ningún efecto legal". Afirma que entra en conflicto con el testamento que firmó en 2015, en el que fue nombrada albacea del patrimonio. También fue nombrada fideicomisaria única del King Family Trust, que parece tener la mayor parte de los activos de su marido.

También acusa a su hijastro de ejercer una influencia indebida sobre su padre en sus últimos años. Ella afirma que recientemente descubrió una “cuenta secreta”, de la cual King le dio a su hijo más de 260 mil dólares. Ella sostiene que esos fueron regalos indebidos de propiedad comunitaria y sugiere que intentará recuperar parte o la totalidad de ellos.

En su petición, Larry Jr. argumentó que su padre y Shawn ya no estaban juntos en el momento de su muerte. Su casa había sido vendida y vivían separados.

Pero los abogados de Shawn sostienen que King había permitido que la petición de divorcio se desestimara porque la pareja aún podría haberse reconciliado.