Estado

Acusan 'actitud insureccional' de Gobierno de Chihuahua

'Nos parece muy grave que desde oficinas del Gobierno y del Congreso local se genere este clima de animadversión', dijo el subsecretario de Seguridad Pública

Reforma

Mayolo López
Agencia Reforma

viernes, 11 septiembre 2020 | 23:46

Ciudad de México.- Tras informar que productores agrícolas vandalizaron el jueves la Central Eléctrica de la Boquilla de Chihuahua, el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, culpó al Gobierno estatal y al Congreso local de alentar "toda una actitud insurreccional" en perjuicio de instalaciones estratégicas de la Nación.

En conferencia de prensa junto con funcionarios de la Conagua y la CFE, el funcionario afirmó que el vandalismo dejó daños por al menos 100 millones de pesos.

"Vemos toda una actitud insurreccional que ha derivado en afectaciones a instalaciones eléctricas. Este tipo de actos de instigación de la violencia son motivados desde oficinas del Gobierno del Estado y del Congreso local", sostuvo Mejía Berdeja.

"Nos parece muy grave que desde oficinas del Gobierno y del Congreso local se genere este clima de animadversión que demanda la salida (de Chihuahua) de la Guardia Nacional y que sólo beneficia a los criminales para hacerle el juego a la delincuencia", recalcó.

En medio de la crisis que generó en Chihuahua el enfrentamiento a principios de la semana entre productores agrícolas y la Guardia Nacional, el subsecretario aseguró que "no hay un solo productor sin agua. Se repite una y otra vez la mentira de que se van a a quedar sin agua para proteger intereses de exgobernadores.

"¿A quién le beneficia la salida de la Guardia Nacional de Chihuahua? Al crimen organizado y legisladores federales locales responden a intereses de los grupos delincuenciales", declaró.

El funcionario presentó un video en el que se observa a un productor de nombre Andrés Valles instigar a sus compañeros a prender fuego a La Boquilla en demanda de agua.

La directora general de Conagua, Blanca Jiménez, aseguró que como consecuencia de los actos vandálicos "los agricultores sólo tuvieron una pequeña disminución de entrega de agua de entre tres y cinco horas".

El director de operaciones de la CFE, Carlos Morales, informó que la rehabilitación de las áreas dañadas a causa del vandalismo durará unos tres meses.