Estado

En incertidumbre y sin apoyo de autoridades

Tras la limpieza de las áreas que estaban llenas de escombro tras la explosión, el pasado lunes 4 de enero se iniciaron los trabajos de demolición de las viviendas afectadas

Silvestre Juárez/El Diario

Juan Carlos Núñez
El Diario de Chihuahua

viernes, 08 enero 2021 | 13:10

Chihuahua.- Vecinos y familiares directos de quienes vivían en la casa que sufrió severos daños debido a una explosión al interior en el fraccionamiento Cerro Grande, se encuentran en incertidumbre y sin apoyo para rehacer sus vidas luego del incidente.

Esto, luego de que autoridades municipales completaron ayer la demolición y retiro de escombros de propiedades ubicadas en las calles Hacienda de Tabalaopa y Hacienda de San Ignacio, que resultaron en pérdida total tras el suceso ocurrido el 23 de diciembre del año pasado.

Tras la limpieza de las áreas que estaban llenas de escombro tras la explosión, el pasado lunes 4 de enero se iniciaron los trabajos de demolición de las viviendas afectadas luego de la dictaminación por parte de Protección Civil que determinó el derribo de tres casas que resultaban un riesgo para los habitantes y vecinos de la zona. A la fecha se encuentra una demolida en su totalidad y se trabaja en la casa del siniestro. Las casas fueron catalogadas desde un inicio como inhabitables por el riesgo de colapso en cualquier momento.

De acuerdo con el Infonavit, se dijo que aplicará parcialmente el seguro por daños en uno de los domicilios debido a que estaba vigente con el pago del crédito.

Alejandro Carrillo Anaya, propietario de la casa enseguida de la que explotó, dijo que ha tenido apoyo de vecinos y amigos pero no de las autoridades, por lo que desconoce qué ocurrirá, ya que no hay recursos para volver a construir la vivienda, al calcular fácilmente un gasto de más de 500 mil pesos en material y mano de obra. También comentó que su madre sufrió lesiones al caerle parte de una pared, pero afortunadamente se encuentra bien. 'El problema es que no sabemos quién ni cómo nos van a apoyar. La casa ya estaba pagada y no entra el seguro de Infonavit. Ahora nos quedamos agraciadamente en la casa de un vecino que la presta', comentó el hombre quien proporcionó su teléfono 6146061011 para que se comuniquen con él y ayudar de alguna manera, ya que si fuese posible con material, al menos lograrían tener esperanza.

En circunstancia similar está la hermana de Anabel Acosta García, madre soltera y no cuenta más que con su propio trabajo para poder solventar sus propios gastos, pero su casa fue totalmente destruida. La vivienda está en la calle Hacienda San Ignacio No. 2422 del fraccionamiento antes mencionado.