Estado

Grande, deuda a socios de Canaco

Tiene Gobierno del Estado varios meses acumulando pasivos

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

jueves, 07 enero 2021 | 06:00

Chihuahua— El Gobierno del Estado adeuda desde hace varios meses una cantidad importante de dinero a los asociados a la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), informó ayer su presidente, Edibray Gómez Gallegos, durante una rueda de prensa.

Manifestó que no tiene información de la cantidad que el Estado le adeuda a socios, pero planteó que los requerimientos de mercancía y servicios de Gobierno son grandes, por lo que también debe ser en ese sentido el pasivo.

Informó que ya se han acercado diversos asociados para solicitar la intervención de la Canaco para buscar formas en que el Gobierno del Estado les acelere el pago.

Edibray Gómez señaló que en la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo hay muchos socios que le venden al Gobierno del Estado.

“De hecho he recibido llamadas de algunos socios en las que nos piden que intervengamos con las autoridades del Gobierno del Estado para su trámite de facturas que ya tiene bastantes meses”, señaló.

Edibray Gómez dijo que desde la Cámara de Comercio ven viable el préstamo por más de mil 600 millones de pesos que ha requerido el Gobierno del Estado, para obra pública preferentemente y para el pago de proveedores.

Agregó que hoy más que nunca hacen falta obras a la entidad y apoyar las iniciativas de las autoridades locales para hacer estas inversiones que hacen falta.

El presidente de la Canaco indicó que seguramente también se busca el financiamiento para liquidar la deuda de proveedores y que la administración quede saldada. 

En diciembre pasado El Diario publicó que Gobierno del Estado, no solamente sería responsable del quebranto de una cantidad aún indefinida de empresas, sino que además comprometerá a las próximas administraciones a tener que pagar a plazos cortos o al contado la deuda con proveedores de 7 mil millones de pesos por servicios prestados, según Felipe Salas, experto en finanzas, quien añadió que la instancia estatal dejó de ser un cliente responsable para las empresas.