Estado

Incriminan todas las pruebas a la Guardia Nacional

Ya fueron identificados los elementos que participaron en el ataque en Delicias

Erika González / El Diario de Delicias / funeral de Jessica, la víctima mortal del ataque

Miguel Silva / David Piñón
El Diario de Chihuahua

viernes, 11 septiembre 2020 | 09:34

Chihuahua— Por homicidio calificado y homicidio en grado de tentativa, la Fiscalía General del Estado (FGE) solicitará órdenes de aprehensión contra agentes de la Guardia Nacional, debido a que no fue posible una detención en flagrancia, a 40 horas del ataque en el que murió Jesica Silva y resultó herido su marido, Jaime Torres.

La agresión ocurrió el pasado martes por la noche, luego de que ambos participaron en una protesta contra la liberación de agua en la presa La Boquilla, en Delicias.

Según información extraoficial de la FGE, confirmada en parte por el fiscal general César Augusto Peniche, existen elementos para proceder a solicitar a un juez de Control los mandamientos judiciales en las próximas horas.

Hasta ayer habían sido recabadas como evidencias 13 armas y dos unidades oficiales de la corporación federal, el vehículo donde viajaban las víctimas, así como nueve audios enviados por celular, dos videos obtenidos en una gasolinera cercana al lugar de los hechos y las testimoniales de una decena de oficiales de la Guardia Nacional.

Peniche reveló que ya se tienen los nombres –obtenidos de las bitácoras entregadas por la Guardia Nacional– de los agentes que participaron en la agresión que derivó en la muerte de la mujer, así como sus declaraciones en las que asientan haber sido agredidos previamente a balazos, aunque no hay indicios de daños en las patrullas.

Será determinante para el proceso judicial la declaración del lesionado, quien hasta ayer no se encontraba en condiciones de hablar, por lo que se esperará su recuperación en los próximos días. 

Con dichos elementos, el Ministerio Público estatal buscará en los próximos días las órdenes de aprehensión correspondientes que deberá librar un juez de Control local, pues existe el compromiso de la Guardia Nacional de que el proceso se siga en tribunales civiles.

Dudas de la colaboración federal 

De acuerdo con personal de la Fiscalía del Estado a cargo de la investigación, la Guardia Nacional y la Fiscalía General de la República de inicio no colaboraron con las pesquisas, que tomó a su cargo la Fiscalía Zona Centro.

El ataque en el que murió Jessi-ca Silva, de 36 años, ocurrió a las 22:40 horas del pasado martes, cerca del entronque de la carretera federal 45 y la carretera a la presa Rosetilla, en los límites de Delicias. Fue hasta la tarde del miércoles cuando, luego de oficios girados por el fiscal Peniche, se entregaron 13 armas de grueso calibre y las patrullas identificadas con las claves GN-332343 y GN-332340.

Dichas unidades, de acuerdo con la carpeta de investigación 2945/2020, eran tripuladas por 13 elementos de la Guardia Nacional al mando del teniente José Luis Flores. La base de operaciones de dichas unidades se encontraba en el 66 Batallón de Infantería que se ubica en Delicias.

Las unidades entregadas a la FGE no presentan daños de balazos, además de que no se localizaron en ellas el resto de casquillos que supuestamente se dispararon en el lugar del ataque.

“Los agentes de la Guardia Nacional no fueron detenidos porque no se acreditó la flagrancia, por el tiempo que transcurrió, y porque no sabíamos dónde se encontraban. Físicamente no sabemos dónde estuvieron desde el momento del ataque hasta la entrega de las armas y los vehículos”, dijo uno de los agentes investigadores de la Fiscalía Estatal, quien pidió mantener sus datos bajo reserva. “Si la Guardia Nacional y la Fiscalía de la República (FGR) realmente hubieran querido colaborar con el esclarecimiento de los hechos, nos hubieran entregado a los agentes, no sólo las armas y las unidades”.

Además de las armas y los vehículos, se logró que la Guardia Nacional entregara información como las bitácoras de sus patrullajes, mediante las cuales se pudieron identificar a todos los elementos que se vieron involucrados o patrullaban por la zona de los hechos la noche del crimen.

La información se complementó con la evidencia recabada en el lugar de los hechos, el vehículo donde viajaban las víctimas y las declaraciones que han brindado elementos de la Guardia Nacional, aunque no todos los que estuvieron en el sitio, sino otros mandos y personal de la corporación que participó en el despacho de las unidades que realizaban labores de vigilancia en Delicias.

En cinco testimoniales de los agentes de la Guardia Nacional se establece que fueron agredidos a balazos por supuestos productores cerca del lugar de los hechos, y que al enfrentarse con ellos había muerto la víctima. 

Alistan petición de órdenes de aprehensión 

El personal investigador señaló que una vez analizadas las evidencias –lo que llevará otras horas, y preferentemente con la declaración del lesionado, quien permanece bajo vigilancia en el hospital– se habrán de solicitar las órdenes de aprehensión por homicidio calificado en el caso de Silva y por asesinato en grado de tentativa contra su pareja, Jaime Torres.

La investigación buscará determinar cuáles armas fueron disparadas, cuáles se dirigieron a Silva y al lesionado Torres, dónde quedaron los demás cartuchos y quiénes participaron directa o indirectamente en los hechos, para determinar quiénes serán acusados de los delitos.

En cuanto a los videos que se han obtenido, aseveró, sigue su análisis para determinar si sirven como evidencia efectiva de lo sucedido, igual que audios enviados por compañeros de las víctimas presumiblemente desde el lugar de los hechos, en los que se asienta que habían sido víctimas de una agresión por parte de la Guardia Nacional.

Adicionalmente están a disposición del Ministerio Público federal tres personas identificadas como Rosendo L. L., Juan L. M. y Juan R. M., detenidas por la Guardia Nacional como presuntos responsables de agresiones contra los agentes federales.

Los tres habrían sido arrestados desde el martes pasado alrededor de las 6 de la tarde cerca de La Boquilla, en posesión de gases lacrimógenos y bombas molotov, pero fueron consignados hasta el miércoles por la mañana por los agentes de la Guardia Nacional a la FGR. 

Ellos son señalados como agresores de la GN y presuntamente estarían involucrados en lo ocurrido, aunque no se ha establecido su participación de forma concreta.

Tenemos los nombres de la tropa: fiscal

El fiscal Peniche manifestó ayer por la mañana que no había detenidos y que la investigación continuaría, sin dar más detalles de las pesquisas. 

Confirmó el aseguramiento de 13 armas y dos unidades, así como la existencia de declaraciones de los agentes de la Guardia Nacional que aseguraron haber sido víctimas de un ataque armado que ellos habrían repelido.

Más tarde, el coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado, Fernando Álvarez Monje, dio a conocer en una reunión  de legisladores que Peniche le había confirmado que existían testimonios de los agentes de la Guardia Nacional de que habían sido agredidos a balazos, pero los vehículos asegurados no mostraban daños por armas de fuego.

“Tenemos armas y vehículos asegurados, estamos analizando un casquillo localizado y estamos en busca de más casquillos en las unidades. Estamos analizando videos y tenemos los nombres de la tropa de la Guardia Nacional relacionada con los hechos y los estamos declarando”, citó el legislador al leer un mensaje del fiscal.

Las evidencias 

• 13 armas de fuego de     agentes de la GN

• 2 unidades oficiales (GN-332343 y GN-332340)

• 2 videos de negocios cercanos al lugar de los hechos 

• 9 audios enviados por celulares entre productores y manifestantes tras lo ocurrido

• 5 declaraciones de oficiales de la GN y otras testimoniales     

• 1 casquillo percutido

Para saber:

• El ataque en el que murió Jessica Silva, de 36 años, ocurrió a las 22:40 horas del martes, cerca del entronque de la carretera federal 45 y la carretera a la presa Rosetilla

• Se entregaron 13 armas de grueso calibre y las patrullas identificadas con las claves GN-332343 y GN-332340, implicadas en el hecho

• Las unidades eran tripuladas por 13 elementos de la Guardia Nacional al mando del teniente José Luis Flores

• Los agentes de la Guardia Nacional no fueron detenidos porque no se acreditó la flagrancia 

[email protected]

[email protected]