Estado

Muere familia en avionetazo

En el accidente perdieron la vida 6 personas, entre ellas el piloto

Luis Fernando González / El Diario

miércoles, 24 junio 2020 | 06:00

Delicias– Una familia de 5 integrantes murió junto al piloto en un accidente de avioneta.

Los familiares Arellanes de Camargo todos jóvenes, sólo uno mayor de edad, pasajeros todos de una avioneta que el pasado lunes a temprana hora despegó con rumbo a Sinaloa, terminó estrellándose en una zona de difícil acceso en territorio municipal de Balleza. 

Trasciende que el grupo de hermanos y primos viajaba en plan de diversión a Los Mochis y aterrizaría en Guasave. 

El lunes alrededor de las 9:00 de la mañana partieron de Camargo a bordo de una avioneta tipo Cessna, matrícula XGCC TU-206G, piloteada por Leonilo González Olivas. 

Todo indica que después de hacer escala en Guachochi, la nave continuó su plan de vuelo alrededor de las 2:00 de la tarde, siendo el momento en el que salió del monitoreo. Durante la noche las autoridades de aeronáutica civil fueron alertadas sobre la desaparición de la avioneta y fue hasta ayer por la mañana que se ubicó en territorio ballezano, en el rancho Magdalena, estrellada y sin sobrevivientes. 

Las labores de rescate de los restos de los cinco jóvenes Arellanes de Camargo y el piloto originario de Guachochi se iniciaron de inmediato, sin embargo, por lo escarpado y lejano del lugar se estima que el procedimiento será largo y complicado. 

La información que trasciende al momento no maneja las posibles causas del desplome de la nave, ni tampoco los detalles del último contacto que pudieron haber generado con alguna central ubicada durante el trayecto, así como tampoco del estado de la nave durante su escala en Guachochi. 

Cabe señalar que la primera alerta sobre la desaparición de la avioneta con los jóvenes camarguenses a bordo se generó vía redes sociales (Facebook), minutos después de las 11:00 de la noche del lunes, por parte de una mujer que compartía detalles de la salida del grupo de parientes, el plan de vuelo, la situación de que no habían llegado a su destino en Guasave, la presunción de un accidente, el poder rescatar a los tripulantes en la situación que estuvieran y finalmente, destacó en el mensaje, la familia no sufriera lo que ella misma que perdió a su hermano en iguales condiciones y 20 años después nunca fue localizado su cuerpo ni la avioneta que tripulaba.