Estado

Pasa el estado a naranja ‘matizado’

Restaurantes y tianguis podrán operar; salones e iglesias no

Gabriel Cardona/El Diario de Juárez / Personas en un centro comercial portan sus mascarillas

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

martes, 01 diciembre 2020 | 08:21

Ciudad Juárez— Luego de cuatro días de incertidumbre, el gobernador Javier Corral anunció la transición de Chihuahua a color “naranja restrictivo” a partir de hoy martes.

Con esto se permitirá la apertura de más actividades económicas, sin embargo, a pesar de las protestas, gremios como bares, cantinas, salones de eventos y gimnasios permanecerán suspendidos hasta nuevo aviso.

Los restaurantes podrán operar con un aforo de 30% en área del establecimiento y 50% en la terraza.

Mientras que los tianguis también abrirán si implementan filtros sanitarios en los accesos peatonales y los puestos se colocan a dos metros de distancia.

En un mensaje emitido la tarde de ayer, el gobernador afirmó que luego de la reunión del Consejo Estatal de Salud se determinó que una vez analizados los diez indicadores para conocer la situación que guarda la entidad con respecto a la pandemia, existían condiciones para transitar de color “rojo modificado” a “naranja restrictivo” en el semáforo de riesgo epidemiológico.

La transición se realizó con 14 votos a favor y una abstención.

Corral indicó que las medidas implementadas en semáforo rojo permitieron avanzar en el objetivo de reducir el número de contagios, así como de defunciones, sin embargo, reiteró que el indicador de ocupación hospitalaria sigue siendo “preocupante”.

“La sociedad chihuahuense es la que mueve los indicadores y determina si pasamos a un color diferente o no. Para nosotros es muy claro que debemos mantener el difícil equilibrio entre salud y economía”, dijo.

En la última semana, tres protestas se registraron afuera de “Pueblito Mexicano” en Ciudad Juárez, para exigir a las autoridades estatales garantizar condiciones para la reapertura de giros como comercios ambulantes, salones de eventos, bares y gimnasios.

Los trabajadores afectados aseguraban que su situación es insostenible, dado que llevan más de ocho meses sin poder abrir sus establecimientos, lo que ha acumulado pérdidas económicas, y puesto en riesgo sus fuentes de empleo.

Tras el anuncio dado ayer, el secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, indicó que los mayores cambios a las restricciones en color naranja se dieron en el giro restaurantero, estéticas, centros comerciales y mercados populares.

Estéticas podrán trabajar con 50% de aforo y aplicando estrictas medidas de prevención. Podrán brindar únicamente servicios que permitan el uso de cubrebocas en todo momento y deberán operar bajo cita, así como desinfectar el establecimiento después de cada atención y no podrán tener sala de espera.

Los comercios y locales deberán contar con un aforo del 25%, al igual que aquellos establecimientos al interior de centros comerciales, en ambos casos, bajo estrictas medidas de prevención.

Por otra parte, los comercios ambulantes y semifijos deberán implementar filtros sanitarios en los accesos peatonales y respetar una distancia de dos metros entre los frentes y lados de cada puesto, en tanto que puestos de comida sólo podrán brindar servicio para llevar.

Museos, teatros, cines, parques, plazas, spas, centros deportivos, gimnasios, iglesias, eventos masivos, casinos y fiestas privadas seguirán suspendidos.

“El color del semáforo no significa que vamos a relajarnos”, dijo Fernández Herrera.

La última vez que Chihuahua estuvo en semáforo naranja fue el 19 de octubre.