Estado

Pese a contingencia, camiones siguen llenos

El servicio de transporte en la ciudad de Chihuahua no da abasto para aplicar las medidas sanitarias

Silvestre Juárez/El Diario
Silvestre Juárez/El Diario

Staff/El Diario de Chihuahua

martes, 23 junio 2020 | 12:57

Chihuahua.- El aumento en la movilidad de los chihuahuenses que ha traído el semáforo naranja en Chihuahua dificulta el cumplimiento de las medidas sanitarias preventivas del Covid-19, consideraron usuarios y transportistas. 

Estos últimos señalaron que en las paradas de camión donde se acumulan gran cantidad de personas no pueden evitar o prohibir que se suban varios pasajeros. 

En el Acuerdo 064/2020 emitido a principios de la pandemia por gobierno del estado, se establecía un cupo límite de 30 pasajeros por unidad, que se recomendaba guardaran sana distancia. 

En las rutas alimentadoras en su mayoría tienen capacidad para 46 pasajeros según las especificaciones de vehículos como los desarrollados por Mercedez Benz, asimismo sigue siendo el uso obligatorio de cubrebocas en pasajeros y choferes. 

No obstante la realidad de un sistema de transporte que por años ha desatado las críticas de los usuarios por su alto costo que no repercute en el servicio, estas disposiciones se convierten en letra muerta, sobre todo en horas pico en las que los miles de chihuahuenses, hasta 50 mil, que se reactivaron en sus empleos y posteriormente miles más que con el semáforo naranja ahora acuden a locales que antes no eran esenciales. 

Si bien en las terminales Norte y Sur, los encargados de checar tiempos y salidas de los camiones afirmaron que se han duplicado las salidas de unidades, esto no ha sido suficiente para ofrecer un servicio con las medidas preventivas.

Usuarios consideraron que los tiempos de espera son más largos y rutas como la Francisco Portillo, Riberas, 20 Aniversario, Panamericana, entre otras que ya eran insuficientes, con la aglomeración de usuarios en las mañanas y por las tarde noches no se puede evitar que suban todos, pues algunos consideran injusto que los camiones no se paren o los dejen esperando más tiempo para cumplir con estas normativas. 

Por su parte los camioneros aseguraron que si bien hacen lo posible por mantener estos estándares en ocasiones son los mismos pasajeros quienes hacen caso omiso de las recomendaciones. 

Asimismo es en la noche, cuando los camiones están a punto de acabarse, y por las mañanas cuando la gente no desea llegar tarde a sus trabajos cuando se presentan camiones que se llenan con más de los pasajeros supuestamente permitidos. 

Usuarios entrevistados por su parte consideraron que con la reactivación de comercios y diversos giros económicos el aumento en la población que se vale del transporte público se ha percibido en mayor cantidad.