Estado

Quisieron apropiarse del hijo de Susy

El menor quedó en medio de una disputa familiar en la que se pidió apoyo a la FGE

Juan Alanís/El Diario

Miguel Silva
El Diario de Chihuahua

jueves, 02 julio 2020 | 11:16

Chihuahua— El pequeño Ian Leonardo de cinco años, hijo de Susana Saláis Morales, quedó en medio de una disputa familiar en la que los abuelos paternos rechazaban entregarlo a la mamá de Susy, y en la que tuvo que intervenir en apoyo la Fiscalía General del Estado.

El menor había permanecido con sus abuelos paternos desde el 7 de junio, un día posterior al asesinato de Susy, y desde entonces no permitieron que la familia materna lo viera.

Susana Saláis fue asesinada el pasado 6 de junio presuntamente por su esposo, quien ya se encuentra detenido y acusado de feminicidio.

Luego de la audiencia celebrada el pasado martes en la que se vinculó a proceso a Oswaldo M. H., como presunto responsable del feminicidio de Susy, el juez determinó asignar la custodia del menor a Susana Morales, madre de la víctima; sin embargo, el ordenamiento judicial no se cumplió de manera inmediata pues no fue posible localizar a los abuelos paternos ni al niño.

Debido a esto, elementos de la Fiscalía de la Mujer (FEM), en coordinación con policías municipales de Aquiles Serdán, catearon tres casas de aquella localidad en busca del menor sin que se lograra dar con su paradero.

Tras no encontrar al niño, se dio a conocer que había sido secuestrado y trasladado a una vivienda en la ciudad de Meoqui, relató Liliana Mediano, representante legal de la madre de Susy, quien dijo que tenían suficientes elementos para “creer en esa posibilidad”.

Luego de que esta información se diera a conocer a través de los medios de comunicación, personas allegadas a la familia paterna afirmaron que Ian no estaba secuestrado, incluso aseguraron que ya había sido entregado a su abuela materna, situación que fue desmentida por la abogada de la mamá de Susy.

Y advirtió que si para las 12 horas de ayer no entregaban al pequeño, actuarían por la vía penal, por el delito de privación ilegal de la libertad.

Esto, debido a que Santiago Moreno, abuelo paterno, se había comprometido desde el martes a entregar al pequeño a su abuela Susana, y que estaban en la mejor disposición de cumplir con la orden del juez, lo cual no sucedió.

En medio del caos, Ulises Saláis, padre de Susy, aseguró vía telefónica que su nieto no estaba secuestrado, pues sabían que se encontraba con sus abuelos paternos, y que sería entregado como lo ordenó el juez durante el transcurso del día, tal como sucedió horas después.

Alrededor de la una de la tarde, luego de firmar los documentos en el juzgado Tercero de lo Familiar, Ian se reunió con su abuela Susana a quien no había visto desde el día en que su madre fue asesinada; la entrega del infante se realizó en el área de sótanos de la Ciudad Judicial para proteger la identidad del pequeño de cinco años.

Antes de reunirse con su nieto, Susana Morales expresó su alegría por recuperarlo, pues dijo que desde el día del asesinato de su hija no habían podido ver al pequeño, expresando que han sido días muy difíciles para ella, debido a que ha tenido que lidiar con el dolor de haber perdido a Susy, y con la incertidumbre de no ver a Ian.

 “Él es lo único que me ha dejado mi hija, vamos a estar juntos, han sido días complicados para él, ahora estará conmigo y tengo por quien responder”, expresó Susana.

Agregó que no descarta la posibilidad de que su nieto tenga que recibir terapia por todo lo que le ha tocado vivir, y que han sido situaciones muy complejas, pues se ha quedado sin su madre.

[email protected]