Estados Unidos

Acusan a adolescente de Florida de hackear Twitter

Graham Ivan Clark, de 17 años de edad, fue el 'autor intelectual', dijeron funcionarios estatales

The New York Times / Oficinas de la red social

The New York Times

viernes, 31 julio 2020 | 14:18

Oakland— Un adolescente de Florida fue arrestado la madrugada de este viernes en relación con el reciente hackeo de alto perfil de 130 cuentas de Twitter, incluidas las cuentas de celebridades como el exvicepresidente Joseph R. Biden Jr. y el magnate de Silicon Valley, Elon Musk.

Graham Ivan Clark, de 17 años, fue el "autor intelectual", dijeron funcionarios estatales, de un hackeo que se convirtió en una vergüenza para Twitter y cuestionó la seguridad proporcionada por una variedad de compañías tecnológicas.

Las autoridades federales ya estaban rastreando a Clark antes del ataque de Twitter. En abril, el Servicio Secreto confiscó más de 700 mil dólares en Bitcoins, de acuerdo con documentos legales. El joven de Tampa enfrenta 30 cargos de delitos graves, incluido fraude, y está siendo acusado como adulto.

El ataque de Twitter comenzó el 15 de julio como un esfuerzo por robar y vender nombres de usuarios inusuales. Se intensificó rápidamente, ya que los piratas informáticos se hicieron cargo de las cuentas pertenecientes a compañías de criptomonedas y celebridades. El esquema obtuvo Bitcoins con un valor de más de 180 mil dólares.

Los hackers tuitearon desde 45 de las cuentas, accedieron a los mensajes directos de 36 cuentas y descargaron información completa de siete cuentas. Obtuvieron acceso a los sistemas internos de Twitter robando información de inicio de sesión de los empleados, luego usaron su acceso para restablecer las contraseñas en las cuentas.

"Apreciamos las acciones rápidas de la policía en esta investigación y continuaremos cooperando a medida que avanza el caso", dijo un portavoz de Twitter.

Los piratas informáticos involucrados en la violación le dijeron al New York Times que habían estado vendiendo silenciosamente nombres de usuarios robados cuando una persona involucrada en el grupo lanzó repentinamente la estafa de Bitcoins antes de desaparecer.

"Trabajando juntos haremos culpable a este acusado", dijo Andrew Warren, el abogado estatal del condado de Hillsborough, Florida, en un comunicado. “Estafar a las personas con su dinero ganado con esfuerzo siempre está mal. Ya sea que se esté aprovechando de alguien en persona o en Internet, tratando de robar su efectivo o su criptomoneda, es un fraude, es ilegal y no se saldrá con la suya ".