Estados Unidos

Acusan en EU presión por Rusia y supremacistas

El Departamento de Seguridad Nacional habría presionado a la inteligencia para que sus informes coincidieran con la agenda de Trump

The New York Times

miércoles, 09 septiembre 2020 | 16:36

Estados Unidos— Altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos ordenaron a los analistas de la agencia que minimizaran la amenaza de supremacistas blancos y de la interferencia electoral rusa, según una denuncia presentada por un funcionario de inteligencia del departamento.

Brian Murphy, el exjefe de la rama de inteligencia del Departamento de Seguridad Nacional, dijo en una denuncia presentada el martes que Chad Wolf, el Secretario interino del Departamento, le ordenó que dejara de producir evaluaciones sobre la interferencia rusa.

El segundo funcionario de mayor rango del departamento, Kenneth Cuccinelli, también le ordenó modificar las evaluaciones de inteligencia para hacer que la amenaza de la supremacía blanca "parezca menos severa" e incluir información sobre grupos violentos de "izquierda", según la denuncia, que fue publicado el miércoles por el Comité de Inteligencia de la Cámara.

Al hacerlo, los dos altos funcionarios del departamento, ambos nombrados por el Presidente Trump, parecieron moldear las opiniones de la agencia en torno a la retórica y los intereses del Mandatario. 

Murphy, quien fue destituido de su cargo en agosto después de que su oficina recopilara informes de inteligencia sobre manifestantes y periodistas en Portland, Oregón, afirmó en la denuncia que se tomaron represalias contra él por plantear preocupaciones a los superiores y cooperar con el inspector general del departamento. Le pidió al inspector general que investigara.

"Las divulgaciones protegidas que provocaron las acciones de represalia del personal en cuestión se centraron principalmente en la compilación de informes de inteligencia y evaluaciones de amenazas que entraban en conflicto con los objetivos de política establecidos por la Casa Blanca y altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional", escribieron los abogados de Murphy en el Reclamación de 24 páginas.

El Departamento se ha estancado en la publicación de un plan de implementación para combatir la supremacía blanca y otras formas de terrorismo doméstico durante casi un año.

Horas antes de la publicación de la denuncia, Wolf destacó la amenaza de "extremistas supremacistas blancos o extremistas anarquistas" en un discurso anual que resume el trabajo del Departamento. Dijo que publicarían un plan para combatir las amenazas esta semana, aunque no estaba claro si se haría público.

Los demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes dijeron el miércoles que la denuncia detalla violaciones de la ley y abusos de autoridad que ponen "a nuestra nación y su seguridad en grave riesgo".

"Llegaremos al fondo de esto, expondremos toda mala conducta o corrupción al pueblo estadounidense, y pondremos fin a la politización de la inteligencia", dijo el representante Adam B. Schiff de California, presidente del comité, en una declaración adjunta.

La denuncia se produce casi exactamente un año después de que el panel de Schiff publicara la existencia de otra denuncia relacionada con la inteligencia sobre los esfuerzos de Trump para presionar a Ucrania para que investigara a su rival político, Joe Biden, un documento que finalmente condujo al juicio político del Presidente.

Mark Zaid y Andrew Bakaj, abogados de Washington que representaron al denunciante de Ucrania, cuya identidad permaneció en el anonimato durante toda la saga del juicio político, ahora están trabajando para Murphy.

Schiff dijo en su carta que le había pedido al funcionario de seguridad nacional que se sentara para una deposición el 21 de septiembre, y que podría seguir una audiencia pública.

Pero esta vez, con menos de ocho semanas hasta el día de las elecciones, es probable que la Cámara tenga pocos recursos significativos más allá de dar a conocer las afirmaciones de Murphy.

CNN informó primero la existencia de la denuncia y los detalles sobre su contenido.

En un comunicado, Zaid dijo que habían informado a las ramas ejecutiva y legislativa de sus reclamos y que cooperarían con las solicitudes de supervisión del Congreso.

"Murphy siguió las reglas apropiadas para denunciar irregularidades serias y acusaciones de mala conducta contra los líderes del DHS, en particular que involucren distorsión política del análisis de inteligencia y represalias", dijo.