Estados Unidos

Anuncia Oregon retirada de agentes federales

Oficiales que se han enfrentado con los manifestantes en Portland comenzarán lo que la gobernadora llamó una 'retirada por fases'

Associated Press

Associated Press

miércoles, 29 julio 2020 | 10:25

Portland— La gobernadora de Oregon anunció el miércoles que los agentes federales que se han enfrentado con los manifestantes en Portland comenzarán lo que ella llamó una “retirada por fases” de la ciudad más grande del estado.

La gobernadora Kate Brown dijo el miércoles que los agentes comenzarán a salir del centro de la ciudad el jueves.

El anuncio fue hecho luego de que un funcionario de la Casa Blanca revelara que el gobierno del presidente Donald Trump estaba en negociaciones con la oficina de la gobernadora para disminuir la presencia de agentes federales que fueron enviados para sofocar dos meses de protestas en Portland si el estado aumentaba su propia actividad policial.

El funcionario, que no estaba autorizado para discutir públicamente conversaciones privadas, habló con The Associated Press bajo condición de anonimato.

Horas antes, agentes rociaron otra vez gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes la mañana del miércoles en las calles de Portland con fuertes estallidos retumbando en el aire.

Apenas el martes, el Servicio de Alguaciles Federales y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) sopesaban si enviar más agentes. Los alguaciles tomaban medidas para identificar hasta 100 personas adicionales que podrían ir al estado en caso de que fuera necesario para relevar o apoyar a los agentes que trabajan en Oregon, dijo Drew Wade, portavoz de la dependencia.

El DHS sopesaba una medida similar con los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, de acuerdo con un funcionario del gobierno con conocimiento directo de los planes, quien no estaba autorizado para comentar públicamente sobre ellos y habló con la AP bajo condición de anonimato.

Trump no dejó de criticar a las autoridades locales por su manejo de las protestas que comenzaron luego de la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis y que han crecido hasta incluir la presencia de agentes federales en Portland y otras ciudades gobernadas por demócratas.

Las protestas nocturnas a menudo se tornan violentas debido a que los manifestantes atacan el tribunal federal de la ciudad con rocas, pirotecnia y apuntadores láser, y los agentes federales responden con gas lacrimógeno, municiones menos letales y arrestos.