Estados Unidos

Cambia campaña de Trump demanda de votación en Pensilvania

Sostienen que cientos de miles de boletas no se procesaron adecuadamente

Associated Press / Empleados del condado Lehigh cuentas papeletas en Allentown, Pensilvania, mientras prosigue el escrutinio de la elección general

Associated Press

lunes, 16 noviembre 2020 | 12:08

Harrisburg, Pensilvania— La campaña del presidente Donald Trump retirará una solicitud central en la demanda que busca detener la certificación de los resultados de la votación en Pensilvania, estado donde el demócrata Joe Biden venció a Trump consiguiendo los votos necesarios para ganar la elección presidencial.

Previo a la audiencia del martes, la campaña de Trump retiró la solicitud para que cientos de miles de boletas por correo y ausentes (682 mil 479 para ser precisos) fueran desechadas porque fueron procesadas sin que sus representantes pudieran atestiguarlo.

El ajuste en la demanda, presentada en un tribunal federal el domingo, mantiene el objetivo de impedir que Pensilvania certifique la victoria para Biden en el estado y sigue afirmando que los votantes demócratas fueron tratados de manera más favorable que los republicanos.

La campaña de Trump sostiene que cientos de miles de boletas no se procesaron adecuadamente.

“Nuestra demanda en Pensilvania sigue siendo el problema de las 682.479 boletas por correo y en ausencia que se contaron en secreto”, tuiteó el portavoz de la campaña de Trump, Tim Murtaugh.

El 7 de noviembre, The Associated Press declaró a Biden ganador de la contienda presidencial después de determinar que las boletas que quedaban por contar en Pensilvania no cambiarían el resultado para Trump. El mandatario se ha negado a aceptar los resultados.

La demanda acusa que los “condados con tendencia demócrata” violaron la ley al identificar las boletas defectuosas enviadas por correo antes del día de las elecciones, ya sea porque faltaba un “sobre secreto” o la faltaba la firma del votante, para que el votante pudiera arreglarlo y asegurarse de que el voto cuente, una práctica que llamaron “curación” de votos.