Estados Unidos

Discute Congreso de EU nuevo plan de ayuda

Los casos de Covid-19 en Texas superaron la marca de los 400 mil, mientras que Florida reportó un nuevo aumento récord

Associated Press

Agencias

martes, 28 julio 2020 | 17:26

Washington— Florida reportó este martes un nuevo aumento récord de contagios diarios por Covid-19, al tiempo que los casos en Texas superaron la marca de los 400 mil, publicó Reuters. 

Ante estos incrementos exponenciales de infecciones -atribuidos por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los altos niveles de aplicación de pruebas diagnósticas-, se han emitido presiones al Congreso para que se apruebe otro paquete de ayuda económica.

Las notorias alzas en las cifras de transmisiones en entidades como Florida, Texas, Arizona y California han puesto a prueba a los sistemas hospitalarios estatales y han forzado a dar marcha atrás en los planes de reactivación que habían comenzado a efectuarse desde hace más de un mes.

Durante las últimas 24 horas, Florida, el tercer estado más poblado de la Unión Americana, reportó 191 decesos por coronavirus, su mayor registro diario desde el comienzo de la pandemia, informó su Departamento de Salud.

A causa de la situación en Florida, Trump ordenó la cancelación de la Convención Nacional Republicana, la cual iba a tener lugar en la ciudad de Jacksonville a finales de agosto.

Por otro lado, Texas, el segundo territorio más poblado, sumó más de 6 mil nuevos contagios el lunes y, al corte de hoy, contabilizó 401 mil 477. Con esta notificación, Texas se convirtió en el cuarto estado con más de 400 casos, al lado de California, Florida y Nueva York.

No obstante, las autoridades sanitarias texanas dieron cuenta el mismo lunes de una caída en el número de hospitalizaciones en la entidad.

En tanto, en Washington, los legisladores del Congreso federal han discutido la posibilidad de extender otro paquete de alivio a nivel nacional a fin de ayudar a las familias y a las empresas estadounidenses a recuperarse de la crisis.

Los senadores republicanos -en conjunto con los mandos de la Casa Blanca- anunciaron ayer un paquete por un billón de dólares. Este plan fue calificado por el líder de la mayoría en la Cámara Alta, Mitch McConnell, como una estrategia "a medida y enfocada".

Sin embargo, la propuesta provocó la oposición inmediata de las filas demócratas, quienes se quejaron que se trataba de un plan demasiado limitado en comparación con el suyo, el cual había previsto la inyección de 3 billones de dólares y fue avalado por la Cámara de Representantes en mayo.