Estados Unidos

El atractivo machista de Donald Trump

Es enérgico, rico y, lo más importante, no se disculpa, señalan

The New York Times

The New York Times

miércoles, 14 octubre 2020 | 10:37

Phoenix— Una multitud de más de 100 personas gritó con entusiasmo a Henry Cejudo, un héroe local y medallista de oro olímpico, hijo de inmigrantes indocumentados de México que se había convertido en una superestrella de las artes marciales mixtas. Pero realmente estaban allí para celebrar al presidente Trump.

Con sombreros rojos de "Make America Great Again", varios hombres sostenían banderas estadounidenses gigantes y se pararon frente a varios carteles de campaña: “Latinos por Trump”, “Policías por Trump” y otro implorando que enviaran el mensaje de texto “WOKE” para obtener la información más reciente sobre el campaña de reelección.

En palabras de Eric Trump, hijo del presidente y cabeza principal del evento, la batalla es simple. Es correcto versus incorrecto, dijo, ante una fuerte ronda de vítores.

"Están tratando de cancelar nuestra voz, muchachos".

Los hombres son el núcleo de la base del presidente Trump. En las encuestas, existen brechas de género en casi todos los grupos demográficos: entre los votantes blancos, entre los ciudadanos mayores, entre los votantes sin título universitario, y los hombres tienen muchas más probabilidades que las mujeres de apoyar la reelección de Trump. Y poco de ese apoyo ha cambiado en los días desde que Trump anunció que había dado positivo por coronavirus. Las encuestas sugieren que esta elección presidencial podría resultar en la mayor brecha de género desde la aprobación de la Enmienda XIX hace un siglo.

Luego está una de las preguntas más duraderas del avance de Trump: ¿Quiénes son casi el 30 por ciento de los votantes hispanos que dicen que lo apoyan, a pesar de su retórica y políticas antiinmigrantes?

No hay una respuesta simple. Trump tiene un fuerte respaldo de exiliados cubanos y venezolanos en el sur de Florida, a quienes les gusta su postura contra el comunismo. Y su campaña ha cortejado fuertemente a los hispanos evangélicos en todo el país. Pero ningún otro grupo preocupa más a los demócratas que los hombres hispanos nacidos en Estados Unidos, en particular a los menores de 45 años, quienes, según las encuestas, son muy escépticos con respecto al exvicepresidente Joseph R. Biden Jr.

Sin embargo, lo que ha alienado a tantos votantes mayores, mujeres y suburbanos, es una parte clave del atractivo de Trump para estos hombres, según muestran las entrevistas con docenas de hombres mexicano-estadounidenses que apoyan a Trump: Para ellos, el atractivo machista de Trump es innegable. Es enérgico, rico y, lo más importante, no se disculpa. En un mundo donde en cualquier momento alguien puede ser atacado por decir algo incorrecto, él dice algo incorrecto todo el tiempo y no se molesta en autoflagelarse.

“Me siento tan poderoso”, declaró el presidente en un mitin en Florida el pasado lunes, de pie frente a su avión presidencial Air Force One. Para que nadie se pierda el mensaje, la manifestación terminó con “Macho Man” de Village People a todo volumen en los altavoces.