Estados Unidos

El día que EU se dio cuenta de lo peligroso que es Trump

El que el Capitolio fuera sitiado marcó la culminación de la búsqueda de Trump de una base leal que pudiera hacer cualquier cosa por él

Associated Press

Agencias

sábado, 09 enero 2021 | 21:56

Cuando la historia de la presidencia número 45 sea escrita, el miércoles 6 de enero será el día en que Estados Unidos se dio cuenta lo peligroso que es realmente el presidente Donald Trump, publicó CNN.

En ese lapso de horas, el país finalmente atestiguó el precio de su experimento de cinco años que convirtió el proceso electoral en un espectáculo que produjo un voluble megalómano como comandante en jefe que amasó tanto poder a través de sus mentiras y propagación del temor que pudo diseñar una insurrección como el acto final que dejó a la democracia colgando de un hilo.

El que el Capitolio fuera sitiado este miércoles marcó la culminación de la búsqueda de Trump durante años para cultivar una base ferozmente leal que pudiera hacer cualquier cosa por él, jugando con sus miedos y resentimientos y los atrajo para que creyeran en sus incesantes mentiras acerca de los siniestros motivos del gobierno, fraude electoral y su propia conducta.

Las consecuencias fueron letales; cinco personas murieron como resultado del motín del miércoles, incluyendo a un oficial de la policía del Capitolio. Algunos de los simpatizantes de Trump estaban armados y preparados para la guerra; un hombre de Alabama presuntamente estacionó su camioneta con 11 bombas caseras, un rifle de asalto y una pistola a dos cuadras del Capitolio, horas antes que las autoridades lo descubrieran, de acuerdo a la fiscalía federal. Otro hombre presuntamente apareció con un rifle de asalto y cientos de municiones, y les dijo a sus conocidos que quería disparar o arrollar a la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi, bombas caseras fueron encontradas cerca de las oficinas centrales del Comité Nacional Republicano y el Comité Nacional Demócrata, mientras las autoridades trataban de dispersar a la muchedumbre y asegurar el Capitolio.

Sin embargo, tres días después, Trump apareció no muy consciente de las consecuencias de sus acciones, ya que el día del motín se deleitó con lo que estaba ocurriendo. Pertrechado en la Casa Blanca y rodeado de un círculo de asesores, no mostró ningún remordimiento por incitar a la muchedumbre y ofreció una forzada denuncia a sus acciones.

Mientras el horrible motín se llevaba a cabo en la “casa del pueblo”, quedó claro que Trump finalmente fue demasiado lejos. Su capital político se debilitó por las derrotas de los republicanos en Georgia que fueron envenenados por las mentiras del presidente de que hubo fraude electoral --- incluso algunos del Partido Republicano culparon abiertamente a Trump de su derrota y de no poder mantener la mayoría en el Senado.

Biden argumentó que los eventos ocurridos el miércoles demostraron que Trump “no es apto para servir” y si la nación estuviera a seis meses de la inauguración, dijo que “movería todo” para echar a Trump de la presidencia, incluyendo invocar la Vigésima Quinta Enmienda. Pero restando por lo menos dos semanas para que concluya el término, está enfocado en “tomar el control” y dejará que el Congreso tome la decisión de enjuiciarlo políticamente.