Estados Unidos

Enorme incendio forestal amenaza hogares en California

Es uno de los fuegos más grandes en el condado de Los Ángeles

Associated Press

Associated Press

lunes, 21 septiembre 2020 | 12:53

Juniper Hills— Un enorme incendio forestal que arde en las montañas al noreste de Los Ángeles y se adentra en el desierto de Mojave seguía amenazando hogares el lunes, pero las autoridades dijeron que los vientos más tranquilos podrían ayudar a las cuadrillas a acorralar las llamas.

Con 427 kilómetros cuadrados (165 millas cuadradas), este incendio es uno de los más grandes en el condado de Los Ángeles. Ha ardido durante más de dos semanas y solo está contenido en un 15%.

Se han implementado órdenes de evacuación y advertencias para miles de residentes en comunidades de las colinas y el desierto, donde se han quemado casas semi-rurales y un popular santuario natural. No se han reportado lesionados.

Los vientos erráticos que llevaron las llamas a la comunidad de Juniper Hills el fin de semana ya se calmaron, dijo el portavoz del Servicio Forestal, Larry Smith.

“También es un poco más fresco, así que espero que esto sea de ayuda para los bomberos”, dijo Smith.

Las autoridades dijeron que podrían pasar días antes de que los equipos determinen el alcance de la destrucción en el área a 80 km (50 millas) al noreste del centro de Los Ángeles.

Los bomberos luchaban también contra un segundo incendio cerca de Mount Wilson, que domina el área metropolitana de Los Ángeles en las montañas de San Gabriel y tiene un observatorio histórico fundado hace más de un siglo y numerosas antenas de transmisión al servicio del sur de California.

El gigantesco incendio comenzó el 6 de septiembre y ha duplicado su tamaño durante la última semana. La causa está bajo investigación.

Casi 19 mil bomberos en California están combatiendo más de dos docenas de incendios forestales importantes. Al menos 7 mil 900 incendios forestales han quemado más de 15 mil 500 km cuadrados (6 mil millas cuadradas) en el estado este año, incluidos muchos que comenzaron con un aluvión de relámpagos a mediados de agosto que encendieron la vegetación seca.