Estados Unidos

Limpieza tras Hanna genera temor a Covid

Los residentes enfrentaban la posibilidad de tener que realizar el trabajo durante un aumento de casos de coronavirus

Associated Press

Associated Press

martes, 28 julio 2020 | 06:00

Weslaco, Texas— Al iniciar las tareas de recuperación y limpieza en el sur de Texas tras el paso de la tormenta Hanna, los residentes enfrentaban la posibilidad de tener que realizar el trabajo durante un aumento de casos de coronavirus, lo que ha provocado que muchos teman por su salud.

Ahora como depresión tropical, Hanna se ubicaba a 105 kilómetros (65 millas) al norte de Fresnillo, en el estado mexicano de Zacatecas, con vientos de unos 40 kilómetros por hora (25 millas por hora), informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Sus remanentes aún amenazaban con causar aguaceros e inundaciones en el sur de Texas y el norte de México.

Para Nora Esquivel, de 66 años, quien desde marzo prácticamente no ha salido de su casa en Weslaco, Texas, por la pandemia, los daños a su casa causados por Hanna significan mayor exposición al virus.

“Sin contacto con nadie, sólo mi hija de vez en cuando, y ahora con esto tengo que permitir que personas entren a mi casa, el seguro y todo esto, y tengo miedo”, dijo Esquivel entre lágrimas, quien toma medicamentos para el corazón y la mañana del domingo su hijo tuvo que rescatarla en kayak de su casa.

“Todos mis amigos se mueren… temo por mi familia, por todos, no sólo por mí, y así está todo el mundo”.

Desaparecidos en Monterrey y Reynosa

Tras de paso de Hanna, que arrojó hasta 41 centímetros de lluvia en algunas partes del sur de Texas y el norte de México, funcionarios reportaron dos personas muertas en la ciudad mexicana de Ramos Arispe, cerca de Monterrey, después que torrentes de agua provocados por Hanna arrastraran su vehículo. Tres personas fueron reportadas desaparecidas en Monterrey y tres más estaban desaparecidas en la ciudad fronteriza de Reynosa, limítrofe con McAllen, Texas, según la agencia de protección civil de México.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que el estado enviaría pruebas y personal hospitalario adicionales a las comunidades del sur impactadas por Hanna para asegurar que la tormenta no exacerbe la propagación del virus.

En la ciudad mexicana de Matamoros, colindante con Brownsville, la lluvia empapó un campamento de refugiados con aproximadamente mil 300 personas, incluidos recién nacidos y ancianos, que llevan meses esperando comparecer ante una corte de inmigración de Estados Unidos.

En la ciudad mexicana de Reynosa, un hospital de maternidad resultó dañado por los torrenciales aguaceros y se requirió usar bombas para extraer el agua, informaron las autoridades. Algunas pacientes tuvieron que ser trasladadas a pisos superiores y otras fueron llevadas a otros hospitales, señaló Pedro Granados, director de protección civil del estado de Tamaulipas.