Estados Unidos

Muere primer perro en dar positivo por Covid-19 en Estados Unidos

No está claro si Buddy murió a causa de complicaciones por el coronavirus o si murió de linfoma

El Diario de Juárez

jueves, 30 julio 2020 | 07:19

Buddy, un pastor alemán de 7 años de Staten Island, Nueva York, que fue el primer perro en dar positivo por coronavirus en Estados Unidos, murió el 11 de julio después de estar enfermo tres meses, según National Geographic.

No está claro si Buddy murió a causa de complicaciones por el coronavirus, que probablemente captó de su dueño Robert Mahoney, quien dio positivo previamente, o si murió de linfoma.

Dos veterinarios que no formaron parte de su tratamiento, pero que revisaron los registros médicos de Buddy para National Geographic, dijeron a la publicación que el perro probablemente tenía cáncer.

El perro se enfermó en abril y Mahoney sospechó que tenía el virus, pero no fue hasta mediados de mayo que la familia finalmente encontró un veterinario que lo examinaría y que confirmó que Buddy estaba infectado.

“Le dices a la gente que tu perro era positivo y te miran [como si tuvieras] diez cabezas”, dijo el dueño y la esposa de Robert Mahoney, Allison, a la revista.

Para el 2 de junio, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) confirmó que Buddy fue el primer perro en dar positivo por el coronavirus en el país.

Se ha confirmado que menos de 25 perros y gatos están infectados con coronavirus en Estados Unidos, según el USDA.

No existe un requisito de prueba obligatorio para los animales que viven en hogares con personas positivas por Covid-19, por lo que se desconoce cuántas mascotas en Estados Unidos podrían estar infectadas y si aquellos con condiciones de salud subyacentes, similares a los humanos, pueden estar en mayor riesgo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ofrecen orientación para el cuidado de una mascota con Covid-19, pero no se incluye información sobre las pruebas o la recopilación de información para los veterinarios, ya que todavía no hay datos sólidos sobre cómo afecta el virus a las mascotas.